Prensa nacional: todos contra el fuego

EL NOROESTE, EN LLAMAS

“Las costumbres agrícolas y ganaderas (para generar pasto, por ejemplo) se abren, por tanto, como causa principal de focos que, sospechosamente, se encienden casi simultáneamente. Es necesario, por tanto, intentar cambiar estas costumbres y convencer a los recalcitrantes del riesgo que comporta el uso del fuego como herramienta agraria; además, claro está, de perseguir comportamientos irresponsables”. “Con el cambio climático como una realidad ya ineludible pierde sentido que este país siga apostando por campañas contra los incendios circunscritas al verano. A más largo plazo, se necesita una estrategia más decidida contra el cambio climático. A medio plazo hay que seguir luchando contra los incendios reforzando los aspectos más olvidados”.

EL PAÍS 14. Editorial

LA LUCHA CONTRA EL TERRORISMO INCENDIARIO DEBE SER UNA PRIORIDAD

“Los incendios que arrasan Galicia no sólo son la consecuencia del cóctel letal provocado por la escasez de lluvias, las altas temperaturas y los fuertes vientos”. Detrás de estos incendios hay también “una tendencia incendiaria homicida”. “Es necesario trabajar en tres direcciones. Primero, impulsar un modelo forestal sostenible y frenar el monocultivo de eucalipto. Segundo, ser implacable a la hora de perseguir a quienes de forma individual u organizada, atentan contra el medio ambiente. Y, tercero, estabilizar las plantillas que trabajan en las tareas de extinción. Está en juego no sólo el ecosistema gallego, sino la seguridad de sus habitantes”.

EL MUNDO 3. Editorial

EL FUEGO NO PUEDE QUEDAR IMPUNE

“La ola de incendios que desde el fin de semana asuela Galicia y parte de Asturias constituye un grave atentado contra el medio ambiente, pero, sobre todo, contra la población, ya que el fuego se ha cobrado cuatro víctimas mortales y varios heridos”. “Todos los indicios apuntan a que esta tragedia no es fruto de la casualidad sino que ha sido obra de unos desalmados cuyo único objetivo era hacer el mayor daño posible”. “Frente a la vileza de los pirómanos, el conjunto del país se ha volcado con Galicia y el resto de zonas afectadas, demostrando, una vez más, que la unión hace la fuerza y que es ahora, en momentos de dolor y zozobra, cuando la solidaridad de los españoles cobra mayor brio”. “Es fundamental reforzar los medios destinados a la persecución de estos crímenes, y fomentar la colaboración ciudadana para denunciar tales prácticas. Se trata de ‘terrorismo incendiario’, como bien denunció ayer Núñez Feijóo”.

ABC 4. Editorial

GALICIA BAJO EL FUEGO

“La catástrofe que sufre Galicia estos días debe marcar, en cualquier caso, un antes y un después en la prevención de los incendios forestales, con una gestión más eficaz de los bosques y los espacios naturales, en la que colaboren todas las administraciones, ya que las acciones que se han llevado a cabo hasta ahora son totalmente insuficientes. Hay que colocar la gestión forestal en la agenda política del país”.

LA VANGUARDIA 24. Editorial

EL AZOTE DE LOS INCENDIOS FORESTALES EN GALICIA

“Dejando aparte la responsabilidad penal o las inclemencias meteorológicas, lo cierto es que las políticas del PP han incrementado el riesgo de devastación forestal. Por activa o por pasiva. Empezando por la ley de montes del 2015, que abría un resquicio para que las comunidades autónomas pudieran acordar ‘un cambio de uso forestal’ de los terrenos afectados por incendios”. “Y acabando por las políticas de recortes en prevención y extinción de la Xunta”. “Controlado el fuego, será urgente aclarar la responsabilidad de la Administración y la necesidad de contar con instrumentos de gestión fiables que velen por el interés común”.

EL PERIÓDICO 14. Editorial

URGEN MEDIDAS CONTRA LOS PIRÓMANOS

“Hemos vuelto a no saber resolver la ecuación del fuego. Y esta vez, más allá de los terribles daños materiales, con víctimas mortales”.” Ahora, y no más tarde, es el momento de afanarse en organizar las limpiezas de los montes”. “Pero urge resolver un problema que es una bomba de relojería para el final del verano o el otoño próximo. Los cambios en el clima, también de los fuegos, están aquí”. “La desestacionalización” de los incendios ha llegado para quedarse. Y en medio de esto, la utilización política del drama. “Ahora los fuegos se han convertido en terreno baldío para construir un discurso de mentiras con el que llevar a cabo una política de acoso y derribo al oponente. Dicen que no enjuician su labor directa, pero se apoyan en elementos exógenos a su función institucional para construir un relato que haga mella y destruya los logros del trabajo de los responsables públicos. Son incendiarios políticos que levantan sus discursos sobre los rescoldos de la tragedia”.

LA RAZÓN 3. Editorial

LA JUSTICIA ACTÚA

La “dureza” de la medida adoptada contra los líderes de ANC y Òmnium “puede generar contestación de sus organizaciones. Pero al mismo tiempo recuerda que violar gravemente la ley no sale gratis en un Estado democrático”. La libertad con medidas cautelares impuestas al mayor de los Mossos y a la intendente son “muchísimo menos graves”, pero no por ello “dejan de generar un perjuicio a su imagen personal” y también “un baldón” para el propio cuerpo. “No sucede todos los días en Europa que unos jefes policiales sean acusados de sedición”. “Estos acusados siguen gozando de la presunción de inocencia. Pero ahora acompañada de indicios acrecentados de responsabilidad. Corresponde a su libre albedrío considerar si su continuidad en los cargos menoscaba el funcionamiento del cuerpo que dirigen”. Reflexión que deberían autoaplicarse sus mandos políticos. “Es de esperar que la investigación analice sus actuaciones, instrucciones y silencios, contrarrestando así la posible percepción de que pagan la factura del caos los ejecutores más que los conjurados de primer nivel y últimos instigadores del golpe a la legalidad”. “Desde nuestro punto de vista, unos y otros -los mandos policiales sometidos a investigación y sus jefes políticos- deberían abandonar cuanto antes sus puestos para empezar a restablecer la normalidad democrática en Cataluña”.

EL PAÍS 1,14. Editorial

EL GOBIERNO Y LA JUSTICIA, FIRMES CONTRA LA SECESIÓN

“El Estado de derecho continúa firme su lucha contra las pretensiones secesionistas” con las órdenes de prisión sin fianza para los líderes de la ANC y de Òmniun y las medidas cautelares para el mayor de los Mossos y la intendente de este cuerpo. Por su parte, Puigdemont “volvió ayer a protagonizar la enésima provocación con su respuesta al requerimiento planteado desde Moncloa. No sólo no respondió de forma clara e inequívoca como se le pedía, sino que incluso volvió a acusar al Estado de represión”. Además, “volvió a pedir un diálogo de igual a igual”. A Rajoy “ya no le queda ninguna excusa para imponer el artículo 155” para restaurar la legalidad estatutaria y constitucional. “Finalmente, la sangría económica que supone la salida de empresas está dejando sin argumentos a los que habían prometido una Arcadia de prosperidad”.

EL MUNDO 3. Editorial

EL ‘PROCÉS’ ENTRA EN PRISIÓN

El ingreso en prisión de los máximos dirigentes de la ANC y de Òmnium “es la consecuencia legal inevitable de su participación activa en los tumultos de los días 20 y 21 de septiembre”. “Esta prisión provisional expresa la gravedad de lo que está ocurriendo en Cataluaña y avisa a otros de lo que puede suceder”. “Por esta vez, el mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero, se ha librado. La juez Lamela no ha visto indicios claros de su intervención en la pasividad cómplice de los policías autonómicos ante la Consejería de Economía. Es una valoración respetable, pero muy discutible”. “Dos presos preventivos y dos imputados con prohibición de salir de España son los primeros pasos de una justicia penal que tenía que intervenir con firmeza. Pero a los jueces sólo les corresponde una parte de la respuesta al separatismo catalán. El resto sigue dependiendo de una acción constitucional directa de los Poderes Ejecutivo y Legislativo para poner fin a la insurrección institucional de la Generalitat de Cataluña”.

ABC 4. Editorial

UNA MALA NOTICIA

La decisión de la juez de enviar a prisión a los líderes de la ANC y de Òmnium “añade un nuevo, inoportuno y preocupante elemento de tensión al conflicto que enfrenta al Govern de la Generalitat con el Gobierno central”. “Es una mala noticia. Dicha tensión puede trasladarse ahora de despachos institucionales y juzgados hacia la calle, donde las posibilidades de que la situación se descontrole se multiplican. Ojalá no sea así. Pero el riesgo existe”. “El día de ayer no había empezado mal”. La primera impresión, tras leer las cartas de Puigdemont y Rajoy es que “seguíamos donde estábamos. La Generalitat pretendía negociar la independencia, y el Gobierno la restauración del orden constitucional. Sin embargo, también era digno de mención el buen tono de las cartas, así como el de las declaraciones que las acompañaron. El de la misiva de Puigdemont era conciliador. Rajoy, en su respuesta, hacía menos concesiones, pero no cerraba todas las puertas. Ni uno ni otro se habían precipitado, y la situación no parecía empeorar”. “Pero al trascender la orden de prisión de Sànchez y Cuixart esa esperanza se debilitó”. “Lo hemos dicho y reiterado: este conflicto sólo se resolverá con diálogo. Para que sea posible, Puigdemont debe entender que no cabe imponer la independencia sobre la ley. Y Rajoy (…) que en nada ayudará humillar al Govern y al independentismo, aunque la ley le dé en esta partida más bazas que a Puigdemont”. “No se trata de que gane una de las partes, sino de que ambas dialoguen y, así, todos los catalanes dejemos de perder. Ya hemos perdido mucho. Y podemos perder más aún”.

LA VANGUARDIA 24. Editorial

AUTO JUDICIAL CON EFECTOS POLÍTICOS

Minutos después de la orden de prisión de la juez “se pudo escuchar una importante cacerolada en muchas ciudades catalanas. Una reacción que con seguridad la misma juez era consciente de que se produciría porque estaba preparada y organizada con lo cual hay que suponer que las pruebas que acumula son concluyentes y justifican esta medida. La justicia tiene una lógica que no es política aunque los hechos juzgados en este caso alimenten permanentemente la confusión”. “Los hechos, pues, los desafíos legales tienen consecuencias que la política ya no puede controlar aunque sí lo podría haber hecho la fiscalía”. “El día acabó una vez más sin una salida al problema aunque el tiempo sigue corriendo, tanto para la materialización de la suspensión de la autonomía a través del artículo 155 como para ir comprobando el impacto del desasosiego político en la actividad económica”. “Estamos llegando al final del trayecto en esta etapa. Sólo la explícita vuelta a la legalidad autonómica puede hacer posible el diálogo que demanda el separatismo. Y, probablemente, la única manera de reconducirlo sea adjuntar o preceder a la respuesta definitiva a Rajoy una convocatoria de elecciones en base al Estatut vigente”.

EL PERIÓDICO 14. Editorial

“LOS JORDIS”: EL ESTADO NO ACEPTA CHANTAJES

“Es comprensible que los independentistas crean que el Ministerio Público actúa al dictado del Gobierno, dado que sus recién aprobadas leyes de desconexión esbozan un futuro Estado catalán sin división de poderes, pero los hechos son otros y aquí no valen ‘relatos’ sino ajustarse a la Ley”. “Ha quedado totalmente claro que de nada sirve presionar para que la acción de la Justicia sea al gusto de los independentistas, no sea que lo consideren una provocación. Los tiempos que marcan los tribunales no son los de la política y querer vincularlos es una forma inadmisible de chantaje”.

LA RAZÓN 1,3. Editorial

Uso adecuado y prudente del 155

La “cautela” por la que La Moncloa parece inclinarse para aplicar el artículo 155 de la Constitución “es adecuada. Hacer que el Estado asuma desde el inicio todas las competencias, o precipitar unas elecciones, sería un paso arriesgado que puede generar más inestabilidad. La deriva secesionista esta asfixiada financieramente e internacionalmente, pero su solución no llegará escenificando una victoria rápida del Estado. Requiere de una estrategia a medio plazo”.

EL ECONOMISTA 3. Editorial

Codorníu pincha la burbuja (LA RAZÓN 3. Suelto) “Una seria llamada de atención sobre el desastre separatista”.

Serpientes y avispas en la Generalitat (EL PAÍS 24. Rubén Amón) “El estrambote de la guerra de Kosovo ha sido exhumado por Puigdemont como un grotesco argumento de comparación de la represión española que reapareció con ferocidad en la carta de ayer”.

Boca seca (EL MUNDO 2. Arcadi Espada) “La declaración de independencia abandonó la ficción para instalarse técnicamente en el dominio de los hechos”.

Sin margen de maniobra (LA VANGUARDIA 2. Màrius Carol) “La cuestión catalana ha entrado en una fase endiablada que no augura nada bueno”.

¿Ahora, qué? (LA VANGUARDIA 26. Miquel Roca) “No se avanzará en la reforma constitucional ni en la solución del problema planteado desde Catalunya sin el criticado consenso, tanto aquí como allí”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar