ERC y la CUP presionan a Puigdemont para que reactive la independencia

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, prepara su respuesta al requerimiento del Gobierno para que aclare si el martes pasado declaró la independencia de Cataluña. ERC, la CUP y la Asamblea Nacional Catalana (ANC) están presionando para que el president levante la suspensión de la declaración de independencia, y responda al Gobierno que la secesión ha sido declarada. Puigdemont se reunió ayer en el Palau de la Generalitat con varios de sus consejeros para consensuar la respuesta al Gobierno, reunión a la que también asistieron diputados de Junts pel Sí y la CUP, además de representantes de las entidades soberanistas ANC y Òmnium Cultural. El presidente catalán agotará el plazo dado por el Gobierno, según fuentes de la Generalitat.

Desde ERC se advirtió de que están dispuestos a “ir hasta el final”. El portavoz de este partido, Sergi Sabrià, aseguró que la independencia “está clarísimamente declarada”. El vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, se mostró “totalmente de acuerdo” con el dirigente soberanista Ernest Maragall, quien escribió en Twitter: “Rendición o represión; Puigdemont, Junqueras, es la hora de asumir el riesgo de la libertad”.

Mientras, la CUP envió una carta a Puigdemont en la que le pide que proclame la república catalana antes de que el Gobierno aplique el artículo 155 de la Constitución, al considerar que el requerimiento supone una “amenaza”.

Por su parte, el presidente de la ANC, Jordi Sánchez, se dirigió a los afiliados para decirles que una república catalana es algo “irrenunciable”, y advirtió de una “reacción antidemocrática del Gobierno”.

El expresidente de la Generalitat, Artur Mas, recordó, en una entrevista en TV3, que ni la CUP ni la ANC forman parte del Govern, por lo que relativizó sus “presiones” sobre Puigdemont. Mas insistió en que para la “independencia real” es necesario un reconocimiento internacional que hoy por hoy no tiene. Apuntó que una posible salida para el Govern es la convocatoria de unas elecciones “constituyentes”. EL PAÍS apunta que con ello Puigdemont podría argumentar que la independencia no se ha declarado y que sólo lo hará el Parlamento que salga de esas elecciones.

El delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, instó a Puigdemont a obviar las “presiones de ANC, Òmnium y la CUP, y que se acoja “a la última oportunidad de diálogo”. Según el líder del PPC, Xavier García Albiol, el president debería preparar su respuesta al Gobierno “con compañías más serenas” que la ERC y la CUP.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar