Más de 65 mil personas celebraron la Fiesta Nacional en Barcelona

Bajo el lema “España sí, Cataluña también”, más de 65.000 personas, según la Guardia Urbana, se manifestaron ayer en Barcelona para celebrar la Fiesta Nacional, reivindicar la unidad de España y la Constitución frente al desafío independentista. La manifestación de ayer, según destacan los medios, fue la más numerosa de los últimos años, multiplicando por trece la asistencia del año anterior. En el transcurso de la concentración, el catedrático Clemente Polo, de Sociedad Civil Catalana, una de las organizaciones convocantes, junto a los partidos Ciudadanos y PP, leyó un comunicado en el que pidió “firmeza democrática ante el golpismo delirante de los independentistas”. “La secesión ni se ha consumado ni se consumará pero vamos a necesitar tiempo para que las instituciones recobren el pulso democrático y cicatricen las heridas abiertas”, añadió.

La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, a la cabeza de la manifestación, pidió por su parte que “no se criminalice el artículo 155” y reclamó al Gobierno aplicarlo sólo para convocar elecciones. “Puigdemont tiene cinco días para poner las urnas y evitar más fugas de empresas y enfrentamiento social”, añadió Arrimadas.

Junto a esta manifestación, colectivos de ultraderecha y antifascistas recorrieron ayer las calles de Barcelona. Los primeros se manifestaban en defensa de la unidad nacional y los segundos, en contra de la represión policial. Al término de estas concentraciones, dos grupos de ultraderecha se enfrentaron violentamente arrojándose sillas y mesas de una terraza situada en la Plaza de Cataluña. En el violento enfrentamiento participó más de una veintena de personas, varias de ellas con banderas españolas.

 

80 AYUNTAMIENTOS ABIERTOS

 

Por otra parte, unos 80 Ayuntamientos catalanes se sumaron ayer a la iniciativa de abrir las dependencias municipales el 12 de octubre pese a ser el día de la Fiesta Nacional. La decisión no provocó conflictos judiciales, como el año pasado, puesto que la mayoría de gobiernos municipales (como Badalona o Girona) dejaron al margen a los funcionarios y optaron por una acción más simbólica: abrieron pero sin atender gestiones de los vecinos.

Además, cientos de personas se manifestaron ayer por las calles de las tres capitales vascas, coincidiendo con el Día de la Fiesta Nacional, en apoyo al proceso independentista catalán, en contra del “régimen del 78” y entre gritos de “independencia”. Los manifestantes portaban esteladas e ikurriñas. También en Pamplona se celebró una marcha en “solidaridad con Cataluña” y para reivindicar la “vía pacífica dedesobediencia civil que fue el referéndum del 1 de octubre”.

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar