El BNG pide denegar la reapertura de la mina a cielo abierto de Touro

El BNG pide a la Xunta que no autorice la reapertura de la mina a cielo abierto de Touro, posibilidad que ha provocado una gran alarma social entre el vecindario de los ayuntamientos de Touro y O Pino, pues el proyecto que se presenta mantiene un modelo de explotación contaminante y colonial de los recursos mineros, “un modelo obsoleto y propio del siglo XIX”, en palabras del diputado por la Coruña Xosé Luís Rivas, “Mini”

“Estaríamos repitiendo el mismo esquemadel  que se hablaba en Corcoesto, que  en la Terra Chá o el que estamos hablando con ERIMSA en Mesía, Ordes, Oroso y Frades. Siempre es lo mismo, se lleva el mineral, no se crea riqueza ni valor añadida y dejara un desastre medioambiental”, denunció el diputado.

Señaló existe un plan de reapertura, que pasó el plazo de alegaciones y que afecta a 669 hectáreas, – 500 de uso agrario-, y están en juego explotaciones ganaderas y varias plantas elaboradoras de quesos, así que estamos hablando de actividades de transformación de las que el sector agrario está tan necesitado”, destacó Rivas.

La reapertura implica también la construcción de una gran balsa para albergar los restos que queden una vez extraído el material, -la previsión es conseguir 350.000 toneladas de cobre, lo que implica mover muchas más hectáreas que se convertirá en material contaminado-. Esa balsa ocuparía una extensión de 126 hectáreas de superficie, y la construcción de un muro de 81 metros de alto, -subiendo la rasante de núcleos de población-, y de 2,5 kilómetros de ancho.

“Estamos hablando de materiales altamente contaminantes y pesados, de gran acidez, que afectan a terrenos y acuíferos”, denunció Rivas, tras recalcar que el BNG no está en contra de la actividad minera, pero siempre que sea con todas las garantías y en beneficio del país.

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar