La Fiesta Nacional, en la prensa

La celebración del 12-O acapara hoy las portadas de todos los diarios, con titulares de corte valorativo que hacen hincapié en el carácter “histórico” de la jornada, coincidiendo con el desafio independentista en Cataluña. Así, EL PAÍS resalta en su portada que “La Fiesta Nacional se convierte en un clamor por la Constitución”. “Políticos, empresarios y sociedad civil muestran su apoyo a Felipe VI en el palacio Real y miles de ciudadanos arropan en la calle a las Fuerzas Armadas”, añade. Para EL MUNDO, “El Estado exhibe su unión y su fuerza frente al separatismo”. “Asistencia récord a un desfile militar en el que el Rey reunió a políticos, jueces y sociedad civil”. En la misma línea, ABC titula: “La España constitucional, unida contra el golpe”. “Gobierno, PSOE y Cs creen que su pacto pondrá fin al golpe secesionista”. “12-O, la fiesta de la unidad de España y la Constitución” destaca LA RAZÓN, que subraya la “asistencia histórica” a los actos de conmemoración de la Fiesta Nacional. LA VANGUARDIA, por su parte, titula: “PP y PSOE confían en que Puigdemont facilite el diálogo. El Gobierno espera que un gesto del President abra una comisión territorial”. “Rajoy descarta recurrir al 155 si se niega la DUI”, resalta, finalmente, EL PERIÓDICO.

 

EDITORIALES

 

INYECCIÓN DE UNIDAD ANTE EL DESAFÍO CATALÁN

Todo lo que está sucediendo en Cataluña ha despertado en muchos españoles la necesidad de exhibir su patriotismo abierto e inclusivo, en el que tienen cabida todas las diferencias que conforman España. Entristece que representantes de la izquierda más radical sean hoy refractarios al orgullo de lo español. El independentismo catalán, instalado en el puro golpismo, pretende asestar un tiro de gracia a la Nación que han construido generaciones de españoles y, por ello, ha cundido un lógico desasosiego. Siendo conscientes de lo delicada que sigue siendo la situación, la fuerza moral dominó ayer la gran manifestación que se registró también en Barcelona. Bienvenido sea este rearme de optimismo en vísperas de una semana decisiva. Estamos ante un desafío harto difícil para el Estado, que, sin embargo, combatirá mucho mejor si se mantiene la amplia unidad política y social que se registró ayer.

EL MUNDO 3. Editorial

EL 12-0 FUE LA FIESTA DEL ORGULLO NACIONAL

La celebración del 12-O fue, ayer, nueva ocasión para expresar los sentimientos de pertenencia a nuestra nación, España, que es una realidad fuerte y resistente a sus tensiones internas. Ayer miles de ciudadanos asistieron a desfile militar. La desaparición de temores es la expresión tranquila y pacífica del orgullo nacional. En la crisis provocada por el separatismo catalán, sectores políticos y sociales antiespañoles han visto su ariete para romper la realidad histórica y nacional de España. Pero su fracaso está garantizado. Nuestro país es una democracia moderna en la que naciónsignifica libertad, igualdad y ciudadanía, frente al privilegio territorial, la insolidaridad y el odio entre compatriotas que promueven los separatistas catalanes y el revanchismo de Podemos y de más grupos de extrema izquierda.

ABC 4. Editorial

ESPAÑA, CON SU REY Y SU BANDERA

Ayer, en Madrid, pero también a lo largo y ancho del territorio nacional, con Barcelona una vez más desbordada de banderas nacionales y catalanas, la inmensa mayoría de los españoles quisieron demostrar el orgullo de pertenecer a una gran nación, que ha sabido construir con el esfuerzo de todos una de las democracias más avanzadas y libres del mundo. Una España muy alejada de la caricatura insultante que los nacionalistas y la extrema izquierda pretenden dibujar y que, ante el envite del separatismo catalán, ha dicho basta a la resignación y al desprecio continuo a sus símbolos y señas de identidad por parte de quienes descalifican a la misma democracia y a la misma soberanía nacional que les ampara en su indigna acción política. Los españoles, en suma, con su Rey y su bandera, dispuestos a seguir avanzando juntos y para el mejor progreso de todos.

LA RAZÓN 3. Editorial

UN 12-O SIN SILBIDOS A LA CLASE POLÍTICA

En Madrid, el desfile del 12-O fue un desfile plácido tras años de silbidos e incidentes con la clase política. Esa calma también traslució en los corrillos políticos de la recepción en el Palacio Real. Cundió la sensación de prueba superada tras el desafío del Gobierno secesionista de Puigdemont. Todo indica que, al menos de puertas afuera, las instituciones del Estado y los dirigentes políticos tienen la sensación del deber cumplido, dejando el desenlace en manos catalanas para que elijan entre la reforma constitucional o la suspensión de la autonomía por la vía del artículo 155. Mientras, en Barcelona ayer se vivió una nueva jornada de expresión desinhibida de los partidarios de mantener la unidad con España. Quienes durante años no han sentido la necesidad de llenar las calles han decidido finalmente expresarse y han encontrado una normalidad que muchos analistas habían puesto en duda pero que ha demostrado una vez más el carácter tolerante del espacio público de Barcelona.

EL PERIÓDICO 14. Editorial

Astucia y frustración (Josep Antoni Duran Lleida. LA VANGUARDIA 25) Unos han de renunciar a la DUI acatando la Constitución y los otros han de apostar por la política. Rajoy utiliza con astucia la aplicación diferida del artículo 155 y Sánchez ha jugado bien sus cartas.

Declaración de independencia y artículo 155 (Javier García Fernández. EL PAÍS 19)Los hechos acaecidos el pasado martes en el Parlament no tienen fuerza jurídica pero no es óbice para que se pueda aplicar el artículo 155.

Sí pero no, no pero sí (Fernando Vallespín. EL PAÍS 22) Ante la inminencia de la aplicación del 155, hay que desentrañar el significado del sí pero no de los unos y del no pero sí de los otros.

República Popular de Cataluña (José Carlos Díez. EL PAÍS 40) No habrá independencia y vamos hacia unas elecciones autonómicas anticipadas.

Un régimen averiado pero orgulloso (Lucía Méndez. EL MUNDO 5) En el Palacio Real faltaban los representantes políticos que cuestionan la evolución del régimen del 78 y que han sido votados por millones de españoles.

12-O, tormenta rojigualda (Raúl del Pozo. EL MUNDO 44) Se observa una ascensión, de momento resistible, de un amor recién cocido a España.

El PP entra en el PSC (F. Jiménez Losantos. EL MUNDO 2) Sólo la inexistencia de una Justicia independiente evita que Rajoy ocupe la celda contigua a Cocomocho.

Independencia sin blanca (Luis Garicano. Francisco de la Torre. EL MUNDO 14)Cataluña carece de una Hacienda propia para recaudar los grandes impuestos, ni tiene información sobre los contribuyentes, ni un sistema legal.

Copetín en palacio (Carlos Herrera. ABC 13) Ayer se respiraba una tregua aliviadora. Rajoy ha devuelto la pelota y esta no tiene devolución sin causar consecuencias concretas.

El 155 sin ganas (Ignacio Camacho. ABC 13) El marianismo está jugando con los plazos de un ultimátum a cámara lenta. En este impasse se palpa un optimismo moderado.

La ritual faltada (Luis Ventoso. ABC 15) La reiterada chulería de Puigdemont, Urkullu y Barkos de plantar a su Rey y al resto de los mandatarios autonómicos es injustificable e insufrible.

Preguntas encadenadas (Màrius Carol. LA VANGUARDIA 2) Es sabia la duda, el pensar que se puede corregir el rumbo, que hay más rutas que la que no conduce a ninguna parte. Pero para eso hace falta generosidad propia y ajena. Y afán de supervivencia.

Una fiesta para la unidad (Antonio Martín Beaumont. LA RAZÓN 21) Los movimientos pactados por Rajoy y Sánchez han sido fruto de negociaciones largas y fuera de los focos.

La tensa espera político-judicial (José María Brunet. LA VANGUARDIA 21) La justicia está como todos. Inquieta y a la expectativa. Si el 155 se pone en juego, hará falta el bisturí de los juristas.

Llevarnos bien (Ignacio Martínez de Pisón. LA VANGUARDIA 26) Si la primera obligación de un gobernante es garantizar la convivencia, ni Puigdemont ni Rajoy están libres de culpa.

Choque de debilidades, sin goleada ni remontada (Enric Hernàndez. EL PERIÓDICO 8) Nos hallamos ante un choque de debilidades: ni Catalunya puede emanciparse a la brava, ni el Estado puede impedírselo como le plazca.

La gran bajamar de la democracia (Javier Aroca. EL PERIÓDICO 4) Rajoy ha detonado el artículo 155 de la Constitución, aunque aún no sabemos el alcance de la explosión, ni siquiera si llegará a explotar.

“No hubo declaración, al no haber votación” (Joan Tapia. EL PERIÓDICO 10) El 155 es un camino incierto y muy peligroso para Cataluña y también para España.

Un artículo triste (Antonio Franco. EL PERIÓDICO 64) Rajoy actúa como un sabio oriental. Con la pregunta ¿qué has dicho? está consiguiendo el mayor éxito de su penosa carrera política.

En la calle y en palacio (Encarna Samitier. 20 MINUTOS 1) Felipe González y Josep Borrell apoyaron, al igual que responsables Planeta, el Sabadell La Caixa, el discurso de unidad del rey.

EEUU ABANDONA LA UNESCO EN SU DERIVA AISLACIONISTA

La decisión de abandonar la UNESCO constituye una prueba más de la peligrosa estrategia de Donald Trump de retirar a la democracia más importante del mundo de organismos y acuerdos de carácter unilateral. La labor de la UNESCO es clave para reforzar los lazos de la herencia común de la humanidad. Pero más alarmante es, si cabe el idéntico rumbo que ha iniciado Trump respecto al acuerdo nuclear con Irán. Hay que advertir que la retirada de EEUU del tratado nuclear con este país supondría un golpe demoledor a la estabilidad no sólo en Oriente Próximo, sino en el resto del mundo. La peligrosa deriva aislacionista del presidente estadounidense puede salir muy cara.

EL PAÍS 10. Editorial

 

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar