Sáenz de Santamaría acusa a Puigdemont de llevar a Cataluña a la incertidumbre

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, que compareció en el Palacio de la Moncloa para informar de la posición del Ejecutivo, criticó que Puigdemont quiera “imponer una mediación” sin “volver a la legalidad”, y recalcó que el diálogo entre demócratas debe producirse dentro de la ley y respetando las reglas del juego.

Sáenz de Santamaría acusó a Puigdemont de sumir a Cataluña en “su mayor nivel de incertidumbre”, con un discurso de alguien que “no sabe dónde está, a dónde va ni con quién quiere ir”. El Gobierno, recalcó la vicepresidenta, “no puede aceptar” que se dé validez a la ley del referéndum suspendida por el Tribunal Constitucional, como tampoco puede asumir los resultados del 1-O porque se trató de un referéndum “fraudulento e ilegal”. Tampoco es aceptable, añadió, que en Parlament “se constate por parte de nadie que la mayoría de los catalanes quieren un estado independiente en forma de república”.

La vicepresidenta recordó que, además de presidir el Consejo de Ministros, Rajoy comparecerá hoy a petición propia en el Congreso para informar de sus decisiones en torno a la situación en Cataluña. Además, explicó que el presidente está en contacto con los líderes de otros partidos. En concreto, Rajoy se reunió anoche en La Moncloa con el líder del PSOE, Pedro Sánchez, para abordar las posibles decisiones que puede tomar el Ejecutivo. Igualmente, Rajoy ha quedado en hablar hoy con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, sobre la respuesta del Estado a Puigdemont.

Antes de la declaración de Sáenz de Santamaría, fuentes del Gobierno, citadas por diarios y agencias, consideraron “inadmisible” la estratagema de Puigdemont de hacer una declaración implícita de independencia para luego dejarla en suspenso de manera explícita. El ministro de Justicia, Rafael Catalá, dijo ayer que no se puede dar por válida una “no declaración de independencia”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar