Prensa nacional: consideraciones sobre el independentismo catalán

RAJOY DEBE APLICAR YA EL ARTÍCULO 155

Ante “la deslealtad del independentismo catalán, plasmada en esta grave hora en un desafío que pone en riesgo la convivencia” no caben ya actitudes como la que ayer mostró Pedro Sánchez ante Mariano Rajoy: “amables y fútiles invitaciones al diálogo con unos dirigentes cuya felonía les ha llevado a pisotear el orden legítimo. Es un error mayúsculo agrietar el bloque constitucionalista. Sin embargo, la responsabilidad de asumir el mando recae sobre el presidente del Gobierno. Nadie sabe a qué está esperando Rajoy para aplicar las medidas legales necesarias -el artículo 155- para restaurar el marco constitucional en Cataluña”. “Cuanto más tarde en hacerlo, más pasos habrá dado la Generalitat en orden a consumar la separación”. “Ya no estamos ante meros planes políticos, sino ante un chantaje inaceptable”. La “aberrante” Ley de Transitoriedad Jurídica “implicaría, entre otras medidas, la ocupación de los edificios del Estado y la deposición de jueces. Ante tal atropello, el Gobierno tiene el deber de actuar con proporcionalidad y templanza, pero también con absoluta firmeza”. “Rajoy no puede esperar a diluir responsabilidades en el consenso para ejecutar decisiones como la del 155. Pesa sobre los hombros del presidente la exigencia de encarar el reto más grave al que se ha enfrentado la democracia española. De él no sólo se espera que invoque la ley, sino que articule de una vez un liderazgo político incomprensiblemente ausente. La Nación lo necesita y lo espera”.

EL MUNDO 3. Editorial

UNA RESPUESTA A LA ALTURA DEL GOLPE

“El resultado político del 1-O obliga al Gobierno a definir una estrategia para Cataluña con la que asuma definitivamente el liderazgo de la respuesta del Estado. En un escenario en el que “la unidad política con PSOE y Ciudadanos empieza a resentirse a partir de los condicionamientos tácticos de ambos partidos”, es necesario que “el Gobierno de Rajoy abandone sus discursos repetitivos sobre lo que sucede en Cataluña y dé un salto cualitativo que saque al Estado de su estancamiento. La aplicación del artículo 155 de la Constitución se presenta como una medida inevitable y urgente frente a la deslealtad absoluta de la Generalitat y como un revulsivo para la defensa constitucional del Estado”. “Toca ahora que el Gobierno y el Parlamento asuman su responsabilidad, sin delegarla por más tiempo en otras instituciones del Estado, que han tocado techo”. “Se echa de menos la determinación que requiere este crítico momento histórico, demandante de un liderazgo firme para España”. “Con su mayoría absoluta en el Senado, el PP no puede seguir lastrado por dudas y exigencias ajenas. Alguien debe acordarse sólo de España y de su urgente necesidad de sobreponerse a quienes buscan dinamitar el orden constitucional”.

ABC 4. Editorial

EXPLORANDO UNA SALIDA

“Tanto el Gobierno como el Govern han optado por apuestas muy altas y su choque (…) se materializó el domingo con estruendo y estropicio. La inflamación del conflicto ha alcanzado un nivel preocupante. Lo prioritario es, pues, reducirla. Pero las partes en liza actúan como si no se dieran cuenta. Consideran que los líderes rivales han ido demasiado lejos y, a veces, les niegan incluso el derecho a representar a los suyos en una futura mesa de negociación”. Una negociación que es “ahora más necesaria y urgente que nunca”. “La situación ha empeorado en las últimas horas”, pero puede seguir empeorando. De ahí, la pertinencia de crear “una comisión independiente, formada por juristas y personalidades relevantes, que en poco tiempo pueda ofrecer un ámbito de negociación al Gobierno de España y al Govern de la Generalitat, y así acercarnos a la salida del laberinto”. “El sector central de la sociedad catalana que, independientemente de sus filias políticas, todavía prefiere actuar guiado por la razón, antes que reaccionar llevado por la pasión, vería con agrado dicha comisión”. “Hay que pacificar los ánimos y buscar salidas a la crisis”.

LA VANGUARDIA 24. Editorial

DEMOCRACIA, CONCORDIA Y 155

“Desgraciadamente, nos temíamos que el día después del 1-O la situación política en Cataluña no iba a mejorar. Muy al contrario. No entra en los planes de los dirigentes de la Generalitat, ni del oscuro comité de asesores de Carles Puigdemont (…), reconducir la situación a unos cauces respetuosos con la legalidad”. “Respeto y cumplimiento del Estatuto y de la Constitución” debería ser el principio sobre el que se debería abrir cualquier diálogo. “A partir de ahí, restablecido el orden público, el acoso a los que rechazan los planes de los independentistas y el abandono de la ocupación de la calle, es posible abrir un canal de diálogo”. Pedro Sánchez reclamó ayer a Mariano Rajoy que abra negociaciones con Puigdemont. “Una intención loable, pero en estos momentos hay que exigir al presidente de la Generalitat que cumpla con la Ley”. “El bucle abierto por la deslealtad y desobediencia institucional nos impide creer en esas proclamas de diálogo”. El Estado de Derecho deberá defenderse con las armas que le son propias. “En este sentido, el Gobierno está legitimado para aplicar el artículo 155 si el Gobierno catalán declara la independencia”. “La situación requiere serenidad y tomar las decisiones correctas, pero también con toda la ley”. “Ante todo, ahora es el momento de la unidad y de marcar unos objetivos claros entre las fuerzas constitucionalistas: cualquier diálogo debe partir del cumplimiento de la legalidad”.

LA RAZÓN 3. Editorial

USAR EUROPA EN VANO

La apelación de la Generalitat a la mediación europea es “extemporánea”, porque “no encaja en el Tratado de la Unión”, que “obliga a todos a respetar la integridad territorial y la Constitución de todos los Estados miembros”. “Y es cínica porque la alianza que sostiene al Govern oscila entre la indiferencia ante la UE y la hostilidad a ella”. “El carácter fraudulento de la pretensión secesionista se evidencia en que pide a Europa apoyo mediador para una causa cuya finalidad última es la fragmentación del Estado”. “Y además se pide esa mediación para un diálogo que en realidad es un ultimátum, pues plantea como requisito irrenunciable la aceptación de un falso derecho a votar la secesión o, directamente, el reconocimiento de la independencia”. “No será así, como ayer reiteró la Comisión Europea, porque la UE está obligada a respetar la integridad territorial de cada Estado miembro y sus Constituciones respectivas. Y en consecuencia porque la solución al litigio debe surgir en todo momento desde dentro del ordenamiento español”. “El Gobierno de Mariano Rajoy debe emplearse a fondo en ello, tras haber dilapidado una por una todas las oportunidades de contrarrestar la máquina de propaganda secesionista. Su inasistencia a la reciente cumbre de la UE en Tallin, donde debía haber explicado los criterios que sustentan la razón del Estado de derecho español, es el símbolo perfecto de todas sus ausencias”.

EL PAÍS 10. Editorial

CATALUÑA, EN LA AGENDA INTERNACIONAL

“Las imágenes de las cargas de la Policía Nacional y la Guardia Civil en los colegios electorales han logrado lo que el independentismo catalán había perseguido en vano durante tanto tiempo: la atención de la opinión pública y publicada internacionales, así como de instituciones mundiales”. “La derrota internacional de Mariano Rajoy en términos periodísticos es inapelable”. “En términos políticos, algo se movió ayer también”. “Cabe insistir en que la intolerable violencia de la policía en las calles de Catalunya no convierte el 1-O en un referéndum legal con garantías democráticas. No lo fue, y actuar políticamente como si lo fuera es un acto (otro) de enorme irresponsabilidad política. Como también lo es desdeñar los heridos en las cargas policiales y negarse a admitir el grave error que cometió el Gobierno el domingo”. “Quemados los puentes, no se aprecia por ningún lado voluntad de acuerdo. Hoy un paro general en Catalunya volverá a enviar un mensaje. La Moncloa debe escuchar y recapacitar”.

EL PERIÓDICO 20. Editorial

HAY QUE TENER RAZÓN Y SABER EXPLICARLO

“El Gobierno ha decidido jugar la batalla del respeto a la ley, algo esencial, pero está flaqueando al proyectar la justicia de la causa contra el separatismo en el exterior. El Ministerio que dirige Dastis “ha gestionado bien el apoyo institucional de los gobiernos aliados”, pero “no ha logrado que su mensaje traspase las barreras de la demagogia y la manipulación”, en las que Romeva ha conseguido alcanzar “una relevancia muy preocupante”. “Las imágenes de la intervención policial eran la trampa que los secesionistas han buscado, provocado y preparado concienzudamente. Pero frente a las tergiversaciones y las mentiras del soberanismo, Dastis debería organizar cuanto antes una estrategia de proyección exterior sólida de las razones de España. Tiene los argumentos y dispone de los medios”.

ABC 4. Editorial

EL INDEPENDENTISMO SE PONE EN HUELGA

“Una nueva escenificación. Otro intento de tensionar a la sociedad catalana. La huelga general anunciada para hoy en Cataluña no busca la mejora de las condiciones de trabajo del los asalariados; tampoco una subida de sueldos. Se instala, obviamente, en el desafío secesionistas”. “El paro será otra estación en el vía crucis del independentismo para mantener la tensión hasta el desastre final”.

LA RAZÓN 3. Editorial

Impacto aún impredecible del 1-O (EL ECONOMISTA 3. Editorial) “Sería precipitado tomar la primera reacción de la bolsa española como representativa de lo que puede ocurrir en los mercados y la economía a medio y largo plazo. Los efectos del 1-O en las futuras decisiones de inversión y consumo son aún impredecibles”.

La chufla de los resultados (EL MUNDO 3. Suelto) “Sólo cabe tomarse a chufla los datos de la Generalitat sobre la pseudoconsulta del domingo”. “Y todavía pretende declarar la independencia. Ver para creer”.

El recuento imposible del 1-O (LA RAZÓN 3. Suelto) “El sainete independentista continuó ayer con la presentación de los supuestos resultados del referéndum ilegal”. “Escrutar más del 100 por 100 de los votos es directamente un chiste”.

Europa respalda a Mariano Rajoy (LA RAZÓN 3. Suelto) “A Puigdemont le costará encontrar amparo en el viejo continente más allá de la extrema izquierda y los antisistemas”.

Posverdad: Una Comisión melindrosa (EL MUNDO 3. Suelto) “Alguno de los más melindrosos dirigentes comunitarios debería explicarnos cómo se impide en sus países la comisión de un delito tan grave como el de sedición. ¿Con policías repartiendo besos y flores?”

El ultraje de Ada Colau (LA RAZÓN 3. Suelto) Las acusaciones de “agresiones sexuales” a las Fuerzas de Seguridad es “un ultraje al buen nombre de nuestros agentes. Quedamos a la espera de sus pruebas”.

Asunto interno (EL MUNDO 2. Arcadi Espada) “El Gobierno debe estar orgulloso del trabajo de la Policía. Y en modo alguno debe dejarse intimidar por las mentiras”.

Alta traición (EL MUNDO 2. Luis María Anson) “La tensión en Cataluña exige poner en marcha el 155 y después el diálogo y la negociación. Pero el actual presidente de la Generalitat no es ya un interlocutor válido. Tampoco los que le han acompañado en la insensatez y la farsa. Debe someterse a los tribunales y cumplir largos años de cárcel si los jueces así lo deciden”.

Crisis constitucional y artículo 155 (EL PAÍS 11. Javier García Fernández) “La aplicación permitiría al Ejecutivo nombrar un Govern en funciones y convocar elecciones”. “Si se hubiera activado en junio, no existiría conflicto sobre el mando de los Mossos”.

Criminales de paz (EL PAÍS 12. Cristina Cifuentes) “Es imperdonable el crimen de vulnerar la ley y alentar la división, el odio y el enfrentamiento”.

Metáfora de Piqué (ABC 13. Ignacio Camacho) “El nacionalismo va ganando su batalla. Porque nunca encuentra quien le refute su sinrazón, le ponga pie en pared o le plante cara. Y porque tiene más convicción en su proyecto que los españoles en el de España”.

Rajoy, Catalunya y Europa (LA VANGUARDIA 14. Enric Juliana) “Los sucesos del domingo en Barcelona suponen un duro revés para el Estado español en Europa. Muy duro”.

¿Ahora sí? (LA VANGUARDIA 26. Miquel Roca Junyent) “El diálogo llega tarde, pero seguramente era necesario vivir el 1-O para que entienda todo el mundo que era imprescindible”.

El narcisismo nacionalista (EL MUNDO 20,21. Enrique Gimbernat) “Se creen impunes y, cuando los tribunales les persiguen, protestan airados porque eso no es más que ‘represión'”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar