Rajoy se reune hoy con Trump en Washington

 

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, llegó anoche a Washington, donde hoy se reunirá con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. En la cita está previsto que analicen las relaciones bilaterales en diversos ámbitos y asuntos internacionales como la cooperación en la lucha contra el terrorismo, las amenazas de Corea del Norte y el momento que vive Venezuela.

En la agenda de la reunión no forma parte en principio la situación en Cataluña, aunque será un asunto al que ambos se referirán.

  Anteriormente ya se habían visto el pasado mes de mayo en la reunión especial de la OTAN en Bruselas y en julio en la Cumbre del G-20 en Hamburgo.

 Asimismo, el presidente del Gobierno ha hablado telefónicamente con el presidente Trump en tres ocasiones: tras su victoria electoral de noviembre de 2016, y en febrero y agosto de 2017. El objetivo de esta última conversación era trasladar las condolencias por los atentados de Barcelona y Cambrils.

En la visita se producirá una reunión en el Despacho Oval a solas, seguida de un almuerzo de trabajo junto con las delegaciones con un orden del día centrado en temas de la agenda bilateral e internacional. Por último, se ofrecerá una rueda de prensa conjunta en el exterior (Rose Garden).

Se trata de la primera visita bilateral a Washington del presidente Rajoy desde enero de 2014. Entonces, España estaba iniciando su salida de una grave recesión. Ahora, la economía española está creciendo a tasas superiores al 3% anual y, en consecuencia, se ha producido un cambio sustancial de la imagen de España.

En la relación bilateral entre España y Estados Unidos, el Gobierno español cuenta con una serie de activos:

  • Un Gobierno con estabilidad parlamentaria en un marco de crecimiento económico.
  • Unas relaciones comerciales y de inversión equilibradas. Estados Unidos es el primer destino de las exportaciones españolas fuera de la Unión Europea, sexto cliente a nivel mundial y quinto suministrador de bienes. El volumen de comercio bilateral ha aumentado gradualmente los últimos años, hasta alcanzar en 2016 los 24.344 millones de euros. Tradicionalmente, España ha sufrido un déficit comercial con Estados Unidos, que en 2016 creció un 17,7% hasta los 1.688 millones de euros.
  • Un fuerte impulso inversor de empresas españolas en Estados Unidos, con la correspondiente creación de empleo local. En 2015, los Estados Unidos fueron el segundo destino de las inversiones españolas, alcanzando un stock de 60.259 millones de euros. En sentido inverso, Estados Unidos es el primer inversor en España, con un stock en 2015 de 50.046 millones de euros. La presencia comercial española es muy importante en Estados Unidos, especialmente en infraestructuras de transporte y energía, fundamentalmente energía renovable, en donde actualmente sigue habiendo oportunidades para nuestras empresas. Las inversiones españolas están muy concentradas en el sector financiero, aunque también abarcan muchos otros sectores, como la energía, alimentación o el sector inmobiliario.
  • Una relación bilateral en defensa, que se suma a la existente en el marco de la OTAN, especialmente valorada en Washington. Además, las bases españolas de Rota y Morón, cuyo uso está cedido a los Estados Unidos, han adquirido un carácter estratégico para dicho país, tal y como demuestra la visita a Rota de Barack Obama en 2016, la primera de un presidente norteamericano.
  • Una amplia coincidencia en la política antiterrorista, con una cooperación muy estrecha en distintos ámbitos, y la solidaridad reciente del presidente Trump con motivo de los ataques en Barcelona y Cambrils.
  • Un papel destacado en determinados conflictos y crisis que son de gran importancia para los Estados Unidos. Es el caso de la participación española en la coalición contra el Daesh, el liderazgo en Europa en la gestión de la crisis política que sufre Venezuela y la cuestión de Corea del Norte, tema prioritario para esta administración.
  • La participación española en el núcleo duro de la Unión Europea.

En conclusión, se dan unas condiciones propicias para esta primera entrevista entre el presidente Rajoy y el presidente Trump. La imagen de España y de su Gobierno se ha fortalecido en Washington al compás de la recuperación económica. La relación bilateral, que cuenta con numerosos activos, atraviesa por un buen momento. La reunión de hoy en la Casa Blanca deberá reforzar la confianza mutua y consolidar nuestra cotización como aliados con esta Administración.


© 2011 Galega de Comunicación e Información, S.L.U. - Aviso legal - Contacto