España condena el “inaceptable desafío a la paz” de Corea del Norte

El Gobierno español condenó ayer “en los términos más firmes” el ensayo nuclear realizado por Corea del Norte, que consideró una “grave provocación” y un “inaceptable desafío” a la paz y la seguridad internacional. En un mensaje difundido por el Ministerio de Asuntos Exteriores, España advierte a Pyongyang que con su “flagrante” violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU y las normas internacionales “sólo puede encontrar la firmeza en el rechazo de los países amantes de la paz”.

La comunidad internacional condenó ayer el último ensayo nuclear realizado por el régimen de Corea del Norte, que aseguró haber probado con éxito una bomba de hidrógeno que podría ser instalada en un misil intercontinental. La sexta prueba nuclear norcoreana desde 2006, la más potente hasta la fecha y la cuarta bajo el mandato de Kim Jong-un, provocó un terremoto de magnitud 6,3 que se sintió en la provincia china de Jilin y también en la ciudad rusa de Vladivostock, según informaron las autoridades de ambos países.

TRUMP

 

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que calificó de “muy hostiles y peligrosas” las nuevas acciones militares norcoreanas, no descartó utilizar la vía militar para responder a este nuevo desafío del régimen de Pyongyang. “Ya veremos”, respondió a un reportero que le preguntó si planea atacar a Corea del Norte, a la salida de un oficio religioso en homenaje a las víctimas del huracán Harvey. Horas después, el secretario de Defensa estadounidense, Jim Mattis, amenazó con una “respuesta militar masiva” a las provocaciones norcoreanas. A la espera de que el Consejo de Seguridad de la ONU se reúna hoy de forma extraordinaria para estudiar nuevas sanciones contra Pyongyang, EE UU ya estudia “dejar de comerciar con cualquier país que haga negocios con Corea del Norte”, según señaló Trump en la red social Twitter.

El Gobierno de China, principal aliado de Corea del Norte, condenó “enérgicamente” el nuevo ensayo nuclear. En un comunicado, Pekín urgió a Pyongyang a retomar “de forma real” la senda del diálogo y le recordó “la sólida voluntad” de la comunidad internacional de conseguir la desnuclearización de la región. Rusia también condenó el ensayo nuclear y tachó al régimen de King Jong-un de “seria amenaza para el mundo”. La alta representante de la UE para Asuntos Exteriores, Federica Mogherini, lo calificó de “grave provocación” e instó a las autoridades norcoreanas a abandonar sus programas nucleares “de forma completa, verificable e irreversible”. El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, instó a Pyongyang a poner punto final “de inmediato” a todas actividades nucleares.


© 2011 Galega de Comunicación e Información, S.L.U. - Aviso legal - Contacto