El jefe de los Mossos acata la orden de la Fiscalía e investiga el 1-O


El mayor de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero, dirigió un comunicado interno a todos los agentes del cuerpo en el que adjunta las instrucciones de la Fiscalía para que se lleven a cabo las acciones policiales correspondientes ante actos que ejecuten “autoridades, funcionarios públicos o particulares en connivencia con los anteriores, dirigidos a preparar y celebrar el referéndum de autodeterminación”. Trapero también comunica en esta orden que la Comisaría de Información será la encargada de centralizar todos los atestados de cada actuación.

El fiscal superior de Cataluña, José María Romero de Tejada, se reunió ayer con el mayor Trapero y con los mandos de la Guardia Civil y la Policía Nacional para comunicarles que deben “adoptar las medidas necesarias” para intervenir los “efectos e instrumentos destinados a preparar o celebrar el referéndum ilegal”. Concretamente, la instrucción de la Fiscalía incluye requisar “urnas, sobres electorales, manuales de instrucciones para los miembros de las mesas electorales, impresos electorales, propaganda electoral, elementos informáticos, así como cualquier otro material de difusión, promoción o ejecución del referéndum ilegal”.

Tras las órdenes de la Fiscalía, el conseller de Presidencia y portavoz del Govern, Jordi Turull, subrayó que la “prioridad absoluta” de los Mossos es “perseguir terroristas y evitar atentados” y no retirar urnas. Por su parte, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, pidió “dejar tranquilos” a los Mossos porque su “prioridad” no es “retirar urnas”, sino “velar por la seguridad de la gente”.

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, se mostró convencido de que los Mossos, funcionarios “al servicio de los ciudadanos y al servicio de la ley”, cumplirán las órdenes que reciban los jueces y fiscales en su calidad de Policía Judicial dentro de la respuesta al proceso independentista.


© 2011 Galega de Comunicación e Información, S.L.U. - Aviso legal - Contacto