Puigdemont pide votar para conseguir la «victoria definitiva» sobre el Estado

 

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, aseguró ayer en un acto en la avenida María Cristina de Barcelona ante varios miles de simpatizantes que Cataluña «ha vencido al Estado» y exhortó a los catalanes a votar el domingo para «asegurar que la victoria del  sea definitiva», con el objetivo de «acabar con el proceso para comenzar con el progreso social, económico, cultural y nacional». «Aquello que era un sueño ya lo tenemos al alcance de la mano; el domingo tenemos una cita con el futuro», proclamó.

El vicepresidente catalán, Oriol Junqueras, llamó a «vencer el miedo» para alcanzar la victoria en el referéndum. «Para construir un mundo mejor para nosotros y para nuestros hijos, ¡catalanes, persistid!», animó.

El presidente de Òmnium, Jordi Cuixart, pidió a los ciudadanos que acudan a los colegios para evitar su cierre. «Todo el mundo a defender la democracia. Todos a los colegios. Que no quede ningún colegio sin proteger. Hoy a los colegios, el domingo a las urnas», dijo. El presidente de la ANC, Jordi Sánchez, pidió a la Guardia Civil y a la Policía Nacional que no actúen contra los colegios electorales «aunque se lo ordenen». «No somos delincuentes, somos ciudadanos que queremos votar y lo haremos ante los ojos del mundo», afirmó.

Horas antes, el vicepresidente Oriol Junqueras, el portavoz del Govern, Jordi Turull, y el conseller de Asuntos Exteriores Raül Romeva, convocaron una rueda de prensa en el centro facilitado por Mediapro, empresa de Jaume Roures, en la que los periodistas tuvieron que pagar 10 euros para poder asistir, para explicar el dispositivo dispuesto para el 1-O. Allí exhibieron las urnas que usarán el domingo, un contenedor de plástico traslúcido con el logotipo de la Generalitat.

«El domingo se votará, la gente lo podrá hacer desde las nueve de la mañana hasta las ocho de la noche», aseguró Turull. La Generalitat planea abrir 2.315 colegios electorales con 6.299 mesas y la jornada contará con la participación de 7.235 «voluntarios» para garantizar que se pueda votar. Junqueras recalcó que el Govern ha previsto «alternativas» para las dificultades que surjan. «Si alguien intenta impedir que haya una mesa, los catalanes podrán votar. Si alguien asalta un local de votación, los catalanes igualmente podrán votar», afirmó. «Los resultados tendrán toda la validez que les corresponde», aseguró.

Ayer la Agencia Española de Protección de Datos advirtió de que los miembros de las mesas electorales pueden enfrentarse a multas de entre 40.000 y 300.000 euros al estar formadas «de modo irregular» y por utilizar un censo electoral «sin legitimación para ello».

Por su parte, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ordenó ayer a la Generalitat la suspensión de los servicios informáticos activados a través de 29 aplicaciones para facilitar el voto telemático. En su auto, la magistrada que dirige la investigación al Gobierno catalán por el 1-O, Mercedes Armas, requirió al Centro de Seguridad y de la Información de Cataluña (Cesicat) que adopte las medidas necesarias para «la detección de puntos de votación electrónica en los diferentes colegios electorales definidos por la organización del referéndum».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar