El Sergas reduce las operaciones graves a 60 días

El titular de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, anunció en la rueda de prensa del Consello la aprobación definitiva del Decreto de garantía de tiempos máximos de acceso a los servicios sanitarios públicos; un texto que culmina el desarrollo normativo de la Ley de garantías de prestaciones sanitarias y que hará posible que los pacientes con dolencias graves sean intervenidos en un plazo máximo de dos meses.

Con esta nueva normativa se garantizan unos tiempos máximos de atención sanitaria hospitalaria programada y no urgente: 60 días naturales para intervenciones quirúrgicas, 45 días para primeras consultas externas y 45 días para primeras pruebas diagnósticas o terapéuticas.

Feijóo subrayó que este nuevo decreto supone un paso más en el compromiso que asume la sanidad pública gallega con sus pacientes. Al respecto, precisó que se bien en un primer momento se valoraba que este decreto ayudara los pacientes que padecen algún tipo de cáncer, el texto final mantiene este compromiso y lo amplía a más de 100 tipos de patologías importantes no urgentes.

Con este nuevo decreto, las personas que sufran una patología importante no urgente dispondrán de la garantía del Servicio Gallego de Salud de que pasarán por el quirófano en un máximo de dos meses. Y cuando el Sergas no le pueda garantizar a un ciudadano ser atendido en el tiempo máximo establecido, este dispondrá de tres opciones: continuar en la lista de espera del centro que le corresponde; trasladarse la un centro público de otra área sanitaria, o bien acudir a un centro concertado acreditado por el Servicio Gallego de Salud en la Comunidad autónoma, que abonaría íntegramente el Sergas.

Feijóo aseveró que el catálogo de dolencias que cobre la nueva normativa se irá ampliando progresivamente la medida que avance su aplicación.

CONSELLEIRO ALMUIÑA 

 

Por su parte, el conselleiro de Sanidad, Jesús Vázquez Almuiña, afirmó que la estimación del Servicio Gallego de Salud es que alrededor de 15.000 personas puedan beneficiarse anualmente de las garantías recogidas en este decreto. Además, señaló que se aplicará con carácter retroactivo, es decir, que será de aplicación no solo para los nuevos procesos de enfermedad, sino también para las personas que, dentro de las casuísticas recogidas en la norma, estén ya en las listas de espera del Sergas.

Almuiña destacó que a través de esta medida no sólo se amplían los derechos de los ciudadanos, sino también su autonomía, al ofrecerles información precisa para que puedan tomar las decisiones correspondientes a su proceso de enfermedad. En este sentido, explicó que una vez que la un paciente se le indique una cirugía, este será recibido en el servicio de admisión y se le informará del plazo en el que será operado. Asimismo, si en ese centro no se están resolviendo las intervenciones en los límites temporales establecidos en el decreto se le ofertará otro centro para garantizar la calidad de la atención.

 

 

 

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar