La Justicia ordena cerrar todos los colegios electorales

Sede del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, en Barcelona

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) asumió ayer el control de la investigación del referéndum del 1-O y pidió a la Fiscalía que cese en sus «diligencias, actuaciones e instrucciones». Asimismo, ordenó a los cuerpos policiales que precinten los locales designados como centros de votación e impidan que se prepare la consulta en ellos. En un auto, la juez Mercedes Armas reclamó a los Mossos d’Esquadra, la Policía Nacional y la Guardia Civil que, de forma conjunta, impidan que se abran los locales y requisen el material electoral que encuentre en los mismos.

La magistrada subraya que adopta estas medidas ante la «clara inobservancia» por parte del Govern de las decisiones del Tribunal Constitucional y también de las órdenes que dio de cerrar webs, que han sido «burladas» por el Ejecutivo catalán mediante la creación de nuevas páginas donde se disponen centros de voto y se afirma que la consulta va a celebrarse.

El auto avala que un cargo de la Secretaría de Estado de Seguridad -el coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos- asuma, como había ordenado la Fiscalía, la coordinación del dispositivo sobre el referéndum.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar