Dos referentes en la prensa nacional: Barcelona y Washington

AUSENCIA DE GOBIERNO

«Puede ser estrategia o incompetencia, pero en cualquiera de los casos o interpretaciones, la actuación del Gobierno de España en este momento (…) es desconcertante, insuficiente, roza lo irresponsable y desde luego es merecedora de una firme reprobación». «Los acontecimientos se suceden a diario de forma dramática en Cataluña, y ahora ya, fuera de Cataluña. La incertidumbre sobre lo que pueda suceder crece cada minuto, y con ella crece la angustia de los ciudadanos. ¿Qué está pasando? ¿Cómo de grave es? ¿Qué puede llegar a suceder? Es el Gobierno el que tiene que responder estas preguntas, no el fiscal general». «A estas alturas del conflicto, es inadmisible que el presidente y sus ministros sigan sin dar la cara ante el país».

«¿De verdad el Gobierno no tiene nada que decirle a los ciudadanos, a los catalanes y a los no catalanes? ¿No es necesario explicar las medidas coercitivas impuestas por la justicia? ¿No se siente obligado a asumir la responsabilidad de esas medidas? ¿No hay un proyecto que defender, un plan que exponer, una política que impulsar?». «Por no tener, el Gobierno no tiene ni un relato propio, frente al insidioso y falso -pero hábil y reiterado- relato de los independentistas». «Ya es muy tarde para que el Gobierno esté a la altura del momento histórico que vivimos». Sin embargo, estamos a tiempo de que «se ponga al frente de la situación: que comparezca ante la nación y le ofrezca las garantías y esperanzas que ésta reclama». No serviría para evitar el 1-O, pero sí «para tratar de enfilar en mejores condiciones las decisiones políticas que sin duda serán necesarias inmediatamente después».

EL PAÍS 12. Editorial

TRUMP ESTRECHA LOS LAZOS DE EEUU CON UNA ESPAÑA UNIDA

La reunión entre Mariano Rajoy y Donald Trump «confirmó ayer la solidez de las relaciones entre ambos países en temas clave como el comercio o la lucha antiterrorista». «Rajoy logró un apoyo explícito de su anfitrión en favor de la unidad de España. Aunque habría sido deseable que la declaración de Trump en defensa de la integridad territorial de nuestro país hubiera estado más documentada, lo cierto es que el énfasis en afirmar que (…) quiere que España permanezca unida es un aval importante para el bloque constitucionalista». «Los líderes de la UE también están con Madrid en la defensa de la unidad de España, como demostró ayer el presidente francés, Emmanuel Macron». «El unánime respaldo de la comunidad internacional al Estado español en su defensa de la democracia y la ley prueba la soledad de los separatistas. Además, debe servir para recordar que, en el actual orden mundial, la senda que garantiza el futuro es la integración de los Estados en Europa, tan opuesta al aislacionismo por el que lucha el independentismo catalán».

EL MUNDO 3. Editorial

ESTADOS UNIDOS APUESTA POR ESPAÑA

«Las buenas relaciones con Estados Unidos son uno de los grandes activos de nuestra política exterior y eso trasciende a los presidentes y a los gobiernos que se suceden a lo largo del tiempo, a uno y otro lado del Atlántico». «Y la prueba de que ese buen clima tiene una firme proyección hacia el futuro han sido las referencias explícitas e indiscutibles a la crisis que han provocado los responsables independentistas catalanes. Sin el menor resquicio de duda, el máximo dirigente del país más importante del mundo ha dejado claro que las insensateces de los que han convocado el referéndum ilegal no le provocan la menor simpatía». «Pero, como es natural, las relaciones entre dos grandes países no pueden quedar limitadas a este asunto interno de España». «El Brexit está cambiando la geografía de la fachada atlántica de Europa, y España puede muy bien ser para Estados Unidos un aliado estratégico en determinados aspectos dentro de la UE». «Es de lamentar que la nueva Administración haya decidido paralizar las negociaciones con la UE para un acuerdo de libre comercio, que sin duda habría sido beneficioso para ambas economías».

ABC 4. Editorial

BUENAS RELACIONES ENTRE EEUU Y ESPAÑA

«Había cierta expectación por escuchar al presidente de EEUU pronunciándose sobre la crisis de Estado que se vive en España. Pero la respuesta de Trump no se alejó de lo previsible: fue reconfortante para Rajoy y constituyó un reflejo -uno más- del buen momento por el que atraviesan las relaciones bilaterales entre los gobiernos de EEUU y España». «El comentario de Trump llegó después de que agradeciera a Rajoy la decidida actuación española ante las situaciones que se viven en Corea del Norte y en Venezuela». Asimismo, el presidente estadounidense elogió el compromiso de España en la lucha contra el terrorismo yihadista. «Acciones que se enmarcan en el buen clima de colaboración entre ambos países.

LA VANGUARDIA 24. Editorial

EL CONFUSO APOYO DE TRUMP A RAJOY

«A su manera (confuso, caótico, nunca con las formas y el fondo que se le suponen a un presidente de Estados Unidos), Donald Trump mostró ayer su esperado apoyo a Mariano Rajoy en la crisis de Estado que vive España a cuenta del referéndum de autodeterminación convocado en Catalunya y suspendido por el Tribunal Constitucional». «Pero estilo trumpiano al margen, Rajoy se trajo de Washington el apoyo estadounidense de la misma forma que también cuenta con el de la Unión Europea y el de los estados que lo forman. Otro asunto es que el pésimo estilo político y comunicativo del presidente del Gobierno hagan que el independentismo sienta que la batalla del relato a nivel internacional la tenga ganada, a juzgar por la forma con la que una parte considerable de la prensa internacional está informando de lo que sucede en Catalunya». En España, Rajoy sólo cuenta «con el apoyo incondicional de Ciudadanos. La crisis de Estado también salpica la gestión del presidente y amenaza la legislatura».

EL PERIÓDICO 14. Editorial

RESPALDO A RAJOY DE LA CASA BLANCA

«Nada ha cambiado en la política bilateral hispano-estadounidense desde que el expresidente Barack Obama pronunciara ante Su Majestad Felipe VI su lacónico pero rotundo ‘queremos una España fuerte y unida’. Sin citarlo, fijaba la posición de la Casa Banca sobre el movimiento secesionista catalán». «Así Trump, contenido, se refirió a España como un gran país, aliado y amigo, que debería seguir unido». «Poco a poco, y salvo en lo que se refiere a sus ruidosas crisis tuiteras, Donald Trump comienza a comportarse en política exterior como el resto de sus antecesores: apoyando a sus aliados y amigos, aunque sea declarativamente, recabando el apoyo recíproco y respetando las fórmulas de cortesía más elementales. El Trump que se ufanaba de la victoria del Brexit y que apostó por la secesión de Escocia no es, desde luego, el que ayer recibió con todos los honores y con gestos de simpatía a Mariano Rajoy».

LA RAZÓN 3. Editorial

 

Aumenta el aislamiento del 1-O (EL ECONOMISTA 3. Editorial) Donald Trump dejó claro ante Mariano Rajoy «su apoyo a que España permanezca unida». Sus palabras «son la demostración más clara de hasta qué punto la consulta que la Generalitat aún pretende organizar este domingo despierta el pleno rechazo de la escena internacional».

La picaresca del separatismo para burlar la ley (EL MUNDO 3. Editorial) «Al Estado corresponderá mantener el orden público y proteger las libertades en Cataluña».

¡Más vale tarde! (EL MUNDO 2. Federico Jiménez Losantos) «Si Rajoy hubiera hecho antes la cuarta parte de lo que ahora podría irse a Tallín en vez de regresar a España».

El descarrilamiento del ‘procés’ (EL PAÍS 13. Eduardo Mendoza) «El amor a la comunidad a la que uno pertenece, y el cuidado de los intereses materiales y culturales de esa comunidad no se articulan hoy en día por medio del nacionalismo ni son, en rigor, nacionalismo. El nacionalismo tuvo su momento y pasó».

La novela del referéndum (EL PAÍS 24. Ernesto Ekaizer) «Puigdemont ha llevado la ficción hasta sus últimas consecuencias».

Nacionalismo de guardia (s) (ABC 13. Ignacio Camacho) «No ha habido en las últimas décadas el más mínimo gesto de nobleza en el nacionalismo, capaz de usar con deslealtad cada competencia de autogobierno que ha recibido. Incluida la promesa de acatamiento a la Constitución de sus líderes, no ha honrado un solo compromiso».

La CUP controla todo el proceso (LA RAZÓN 3. Suelto) La decisión de ocupar y ‘blindar’ los colegios electorales choca «frontalmente» contra lo ordenado por la Fiscalía a los Mossos.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar