Sorprendido un conductor durmiendo ente matorrales tras un accidente

Ocurrió en la madrugada de ayer, cuando el Equipo de Atestados pertenecientes al Destacamento de Tráfico de Corcubión, recibieron una llamada comunicando que se había producido un accidente de circulación a la altura del km. 11,200 de la carretera AC-445 (Cee-Fisterra), término municipal de Fisterra (A Coruña).

Una vez en el lugar, los componentes del Equipo observan un turismo volcado sobre su techo el cual había colisionado previamente con el muro de una vivienda, y que según testigos presenciales, el conductor y único ocupante se había ausentado del lugar.

Tras realizar una búsqueda para localizar a la persona que conducía el vehículo, éste fue localizado a unos 300 metros del lugar durmiendo en una zona boscosa.

Se trata de un varón, con iniciales E.C.C., de 52 años de edad y vecino de Corcubión (A Coruña), el cual fue sometido a la prueba de alcoholemia dando como resultado positivo, con una tasa de 0,76 MG/L de aire espirado en ambas pruebas. Asimismo se pudo comprobar que al mismo le habían retirado el permiso de conducir por sentencia judicial firme, sin que haya realizado el curso de sensibilización para recuperar el único permiso que poseía, el AM, que sólo le habilita para conducir ciclomotores y no turismos.

Por tal motivo, el Equipo de Atestados de la Guardia Civil de Corcubión, instruyen diligencias por dos delitos contra la seguridad vial, uno, conducir un vehículo a motor bajo la influencia de alcohol y con una tasa superior a 0,60 MG/L de aire espirado, y otro, al conducir un vehículo a motor tras haber sido privado del permiso de conducir por sentencia judicial firme y sin haber realizado el curso de sensibilización para recuperar el mismo.

El hecho de conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas, o superar la tasa de 0,60 MGS/L, conlleva aparejada una pena de prisión de tres a seis meses o multa de seis a doce meses o trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días, y en cualquier caso, con la privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior de uno y hasta cuatro años, siendo las mismas penas para el delito de conducir habiendo sido privado cautelarmente del permiso por decisión judicial.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar