Feijóo llama a la responsabilidad frente al populismo y la demagogia

El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo recordó durante la inauguración del XIII Congreso de la Asociación Española de Ciencia Política, «la fortaleza de Europa: vallados y puentes», que incumplir la ley tiene consecuencias. “Siempre las tuvo y siempre las tendrá”, sentenció, a lo que añadió que “a nadie le debe sorprender que en un Estado de Derecho se aplique la ley”.

Durante el acto, Feijóo apeló así a la política basada en la responsabilidad frente al populismo y a la demagogia. Y recordó que los grandes países, las grandes naciones y las grandes uniones como Europa tienen su fuerza motriz en la responsabilidad y la previsión de consecuencias. “Responsabilidad frente a irresponsabilidad, frente al activista que se instala en las instituciones, sin asumir ninguna consecuencia”, dijo, subrayando que tanto el brexit como el ataque a la legalidad democrática que se está viviendo en Cataluña, son muestras de vigente actualidad.

En esta misma línea, destacó que nos tiempos que corren los políticos, basados en la ética de la responsabilidad, han de saber combinar la razón y el sentimiento, “ya que el problema reside en la excitación de las pasiones con el fin de suprimir del debate político toda argumentación sensata y racional”, precisó, subrayando que el populismo consiste básicamente en eso.

 

Feijóo incidió en que los gallegos supimos interpretar nuestra identidad de una manera diferente la cómo lo hicieron otros: “Es nuestra una identidad aperturista e inclusiva que busca síntesis y no ponen reparos a sumar otras identidades. Tenemos una codicia identitaria que nos permite sentirnos con igual intensidad gallegos, españoles y europeos. No queremos renunciar a ninguna de las facetas que configuran nuestra personalidad”, abundó.

Asimismo, aseveró que el nacimiento de la autonomía supone la eclosión diera sentimiento, gracias a la coincidencia de dos circunstancias: “Un pueblo sabio y unos dirigentes guiados por eso que Xerardo Fernández Albor bautizó como sentidiño”.

El presidente de la Xunta concluyó su intervención parafraseando al ensayista y politólogo canadiense, Michael Ignatieff, que finaliza su libro Fuego y cenizas con una definición de los objetivos del trabajo político: “el reto está en cambiar lo que debe cambiar y en proteger lo que debe ser protegido, y en saber diferenciar entre ambos ..”

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar