Al menos 224 víctimas en el intenso terremoto de México

Un fuerte terremoto de magnitud 7,1 en la escala de Richter sacudió ayer el centro de México dejando hasta ahora 224 muertos. En esta ocasión el seísmo se sintió con más fuerza en los Estados de Puebla y Morelos, así como en la capital federal, donde se registró el colapso de decenas de edificios. Una escuela se derrumbó en la Ciudad de México provocando la muerte de al menos 21 niños. Los servicios de rescate trabajan en la búsqueda de personas atrapadas en los edificios derrumbados, mientras miles de personas participan espontáneamente en la limpieza de escombros y la búsqueda de víctimas. Las autoridades han pedido a la población que se mantenga alerta ante la posibilidad de réplicas.

El seísmo coincidió con el 32 aniversario del terremoto de 1985 que provocó miles de muertos y apenas dos horas después de un simulacro de terremoto en todo el país. Asimismo, ocurrió solo días después de que el 7 de septiembre pasado otro poderoso seísmo, de 8,2 grados, causará 98 muertos en el sur del país.


La Casa Real y los principales líderes políticos españoles manifestaron su apoyo y solidaridad con las víctimas y afectados por el terremoto. A través de su cuenta oficial de Twitter, la Casa Real expresó su cercanía con el pueblo mexicano: «España con México. Toda nuestra solidaridad con víctimas y afectados por el nuevo y trágico terremoto. Todo nuestro apoyo a sus autoridades». En la misma red social, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, mostró su «apoyo y solidaridad».

El epicentro del sismo, registrado a las 13.14 hora local, se localizó a 12 kilómetros al sureste de Axochiapan, en el central estado de Morelos, a una profundidad de 57 kilómetros.

Una hora antes, se había realizado un simulacro nacional de terremoto.

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar