La prensa analiza la situación del independentismo catalán

NO SE ENTIENDE QUE EL PSC SIGA APOYANDO A COLAU

Si hay algo repugnante en la política es el compadreo, la indefinición, el no tener un discurso claro y contundente para defender un proyecto social determinado con el único fin de perpetuarse en el poder. Y esa parece ser la estrategia que está desarrollando la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, es estas semanas de desafiante escalada independentista por parte de la Generalitat. Se comporta de una manera ambigua y cobarde, consciente de que una inhabilitación torpedearía su carrera política en un momento en el que lo más probable es que haya elecciones autonómicas en Cataluña tras el 1-O. Tampoco se entiende la posición adoptada por el PSC, que continúa apoyando a Colau en el consistorio de la capital catalana, a pesar de sus veleidades independentistas. Quizá sea el momento de que los socialistas pidan su sustitución por alguien menos comprometido con el procés ilegal.

EL MUNDO 3 Editorial

LA OBCECACIÓN DE LOS SEPARATISTAS CATALANES AHUYENTA A EMPRESARIOS E INVERSORES

La gestión económica y presupuestaria de las autoridades catalanas en los últimos años, junto a la incertidumbre que genera el desafío separatista, está minando la base de una comunidad que llegó a convertirse en una de las regiones más ricas de España, ya que ahora los empresarios e inversores huyen en busca de lugares más seguros y favorables para sus intereses. La obcecación de los separatistas por incumplir la ley ahuyenta a empresarios e inversores, ya que la utopía independentista pretende sacar a Cataluña de España, lo que supone su automática salida de la UE y del euro. Las consecuencias las están pagando los catalanes, con menos empresas y una mermada capacidad de crecimiento.

ABC 4 Editorial

LA DERIVA SECESIONISTA GENERA INCERTIDUMBRE ECONÓMICA

Que el PIB español se haya desacelerado en el segundo semestre de este año, tras haber batido marcas europeas de avance, no parece casual en este momento de exacerbación secesionista en Cataluña. La deriva de insumisiones e ilegalidades nutre una inseguridad institucional capaz de disuadir inversiones y provocar deslocalizaciones. El independentismo ha cometido una grave temeridad al hacer factible, a ojos de empresas e inversores, un escenario tan extremo como una secesión unilateral. Las posibilidades de un corralito financiero o de una salida desordenada de la UE sólo pueden generar un lógico miedo en el mundo económico que lastra a toda la economía.

EL ECONOMISTA 3 Editorial

LA CiU DEL 3% SE ALÍA CON LOS ANTICAPITALISTAS PARA LOGRAR LA INDEPENDENCIA

Muchos votantes de CiU se preguntan cómo un partido moderado, dispuesto a pactar con PP o el PSOE, está aliado hoy con una agrupación anticapitalista y antisistema como la CUP para conseguir la independencia de Cataluña en dos días a partir del próximo 1-O. Convergència, que ha preferido cambiar su nombre a PDeCAT antes de asumir sus responsabilidades en los casos de corrupción que le salpican, está en medio de todo un entramado de patriotismo clientelar que tiene en el centro al ex presidente de la Generalitat Artur Mas, un político que ha sido un desastre para su partido y Cataluña, y que pasará a la historia por haber ocultado sus desastres financieros atacando frontalmente a nuestro sistema democrático.

Contra el referéndum, pero contra el PP

Ayer El País insertó de pago un manifiesto contra el referéndum del 1-O, lo que celebramos, aunque llega demasiado tarde. Los mil firmantes se declaran «personas de izquierda» que «rechazamos las políticas del Gobierno de Rajoy». Están en su derecho, pero parece que ese es el salvoconducto que deben exhibir por estar en contra del desafío independentista, no sea que en algún control de los laboratorios de análisis nacionalistas encuentren gotas de sangre jacobina. A más de uno le gustaría que el 1-O sólo sea una «movilización» contra el Gobierno.

LA RAZÓN 3 Editorial

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar