Editoriales: La Hacienda estatal interviene en la Generalitat

EL ESTADO DEBERÁ ACTUAR EN FIRME PARA EVITAR BURLAS COMO LA DE AYER

Anoche, pese a que la Delegación del Gobierno en Cataluña había advertido a la gestora del Tarraco Arena que el acto de inicio de campaña era ilegal, «la fiesta soberanista se llevó a cabo de manera impune sin que nadie, ni la Fiscalía ni el Gobierno, decidieran actuar para impedirlo». «Tras la firme respuesta dada por el Estado hasta ahora, no se entiende que se permitiese a los que quieren destruir el Estado seguir desafiando a las instituciones y a todos los españoles. El Gobierno y la Fiscalía no pueden permitir que esta burla vuelva a repetirse». Mientras, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, llegó a un acuerdo con el Govern para la cesión de espacios públicos propiedad de la Generalitat para que sean habilitados como colegios electorales. «Se trata un nuevo intento de burlar la prohibición del TC y de permitir la farsa de una consulta ilegal para debilitar el Estado, provocar un choque institucional y eludir sus posibles responsabilidades». Desde otro frente, Junqueras comunicó a Hacienda que no rendirá cuentas del gasto semanal al FLA. «Ante esta nueva provocación, el Gobierno debe tomar medidas drásticas» para «cortar el flujo de liquidez a la comunidad autónoma y hacerse cargo del pago a los proveedores». La tensión ha llegado a otros sectores sociales. Rosell se desmarcó ayer de la CEOE e instó a buscar una solución ‘intermedia’ entre la ‘independencia’ y la ‘sumisión total’. «No se entiende una salida de tono tan extravagante e inoportuna».

EL MUNDO 3. Editorial

HACIENDA ‘INTERVIENE’ LA GENERALITAT

El vicepresidente catalán, Oriol Junqueras, comunicó ayer a Hacienda que no iba a remitir la información semanal que le requirió el Gobierno central para evitar la financiación del referéndum del 1-O. Hoy el Consejo de Ministros aprobará medidas adicionales de control del gasto público de la Generalitat. «Sean cuales sean estas medidas, la finalidad de las mismas tiene que ser una clara penalización al Gobierno catalán por su deslealtad continua con el Estado». «Rajoy y sus ministros no pueden sentirse hipotecados por un criterio, muy encomiable, de moderación y prudencia que ha sido desbordado ampliamente por la mala fe de los separatistas catalanes». Además de las decisiones judiciales, la dinámica impuesta por el separatismo «obliga al Gobierno a plantearse escenarios de intervención directa de competencias autonómicas». «La desfachatez de Junqueras no puede quedar impune. Las consecuencias deben ser contundentes y explícitas». «Con la insumisión al control financiero y con el comienzo de la campaña electoral por el 1-O, el nacionalismo ha cruzado la enésima línea roja camino de una confrontación definitiva que, por mucho que el Gobierno central no la desee, será inevitable y el Estado no tendrá más opción que ganarla absolutamente».

ABC 4. Editorial

FRANQUEADA OTRA LÍNEA ROJA

El vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, decidió ayer dejar de enviar a Hacienda el justificante semanal de gastos. «Estamos ante el traspaso de una nueva línea roja. La tercera y de gran importancia», ya que «estamos ante una decisión que puede causar serios perjuicios a personas, instituciones y empresas sin que tomen ninguna decisión». La respuesta que finalmente dé a este «nuevo desafío» el ministro Montoro «tiene que estar más que nunca dentro de la ‘proporcionalidad’ marcada por el presidente Rajoy». «En ningún caso el Gobierno de España dejará de pagar por los servicios que reciben sus ciudadanos que viven en Catalunya, piensen lo que piensen y hagan lo que hagan, dentro de la legalidad». «En este, como en otros asuntos, la desobediencia de los actuales mandatarios catalanes no puede poner en riesgo ni el bienestar de los ciudadanos ni la actividad económica ni la solvencia ante los socios europeos».

EL PERIÓDICO 10. Editorial

HACIENDA DEBE TOMAR EL CONTROL DE LAS CUENTAS PÚBLICAS CATALANAS

«Ante la situación de abierta rebeldía en la que se encuentra la Generalitat, acogida a una legalidad espuria, no queda otra alternativa que retomar el control directo de las cuentas públicas catalanas por parte del Ministerio de Hacienda y mientras persista la insumisión a las leyes de los representantes políticos catalanes. Los interventores del Estado y los propios de la Generalitat, como el resto de los funcionarios, están perfectamente capacitados para restablecer la legalidad constitucional».

LA RAZÓN 3. Editorial

Hacienda debe hacer cumplir la ley

«Si la Generalitat rehúsa someterse a las reglas de la ejecución presupuestaria, Hacienda tiene pleno derecho para intervenir las finanzas catalanas en su totalidad». «La intervención financiera de una autonomía es una medida dura que el desafío del Govern hace plenamente necesaria. Tolerar que el desafío secesionista afecte ahora al normal funcionamiento de la Hacienda pública implicaría una distinción inaceptable de Cataluña frente a otras autonomías y un perjuicio para sus ciudadanos».

EL ECONOMISTA 3. Editorial

La Generalitat se ilusiona con muy poco

«No es fácil distinguir si estamos ante un rasgo de supremo cinismo o ante el espejismo iluso de quien se sabe desahuciado, pero las reacciones exageradas del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y de su vicepresidente, Oriol Junqueras, ante una mera consideración hipotética del presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, sobre una Cataluña independiente demuestra que los líderes separatistas, a la hora de manipular los hechos, se conforman con bien poco».

LA RAZÓN 3. Editorial

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar