Prensa nacional: el proyecto independentista se complica

LA REACCIÓN DE LA FISCALÍA CUMPLE LO PROMETIDO

«Alivia constatar que los máximos representantes del Estado están cumpliendo con lo prometido ante una agresión sin precedentes a la democracia». «La enérgica defensa de la legalidad anunciada en el acto de apertura del curso judicial por José Manuel Maza ha encontrado efectiva expresión en la querella presentada por la Fiscalía ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña por los delitos de desobediencia grave, prevaricación y malversación de fondos públicos». «Sobre los máximos representantes del poder ejecutivo y del poder legislativo en Cataluña pesa en estos momentos la presunta condición de delincuentes. No sólo han arrasado el principio democrático de la separación de poderes; es que ahora algunos se enfrentan a la posibilidad de acabar arruinados o en una celda». El acoso se dirige ahora a los alcaldes. «La degeneración independentista ha conseguido que el mero propósito declarado de cumplir la Constitución exija cierta dosis de valentía. Que se lo pregunten a los regidores de Mataró, Lérida o Tarragona, que han sufrido y seguirán sufriendo los escraches convocados por la ANC y la CUP, los agentes encargados de convertir la irresponsabilidad institucional en agitación callejera. Por el contrario, la calculada equidistancia de Ada Colau (…) desprende un reconocible aroma a electoralismo populista, incapaz de comprometerse abiertamente con el respeto a las instituciones de la democracia representativa». «En este trance el Gobierno no sólo se juega gran parte de su crédito, ni siquiera la decepción o el aplauso de una gran masa de votantes, que también; se juega la propia supervivencia de nuestro ordenamiento constitucional. El futuro de la democracia española. No puede fallar. No puede».

EL MUNDO 3. Editorial

CÁRCEL FRENTE A DESOBEDIENCIA

«Más allá de la ceguera política y la irresponsabilidad demostrada por los separatistas, el fracaso del referéndum está en manos de los empleados públicos y los funcionarios. Primero, de los jueces y los fiscales, cuyas decisiones y ejecutorias son de obligado cumplimiento por encima de lo que ordenen las instancias políticas de la Generalitat. Después, de los Mossos, a quienes se quiere abocar a una rebeldía flagrante bajo la excusa de que están obligados a obedecer a sus superiores operativos y políticos. Es falso. En ningún caso pueden contravenir el orden establecido, más aún cuando ya constan instrucciones expresas de órganos constitucionales y de la propia Fiscalía para impedir cualquier acto tendente a la celebración de la consulta». «Lo mismo debe ocurrir con los alcaldes, toda vez que facilitar instalaciones para colocar urnas condicionará penalmente a los funcionarios que cooperen con el separatismo». «Resulta alarmante la calculada equidistancia de la alcaldesa de Barcelona, que aún no ha descartado colaborar con los separatistas». «Si los ayuntamientos de Barcelona y de su área metropolitana plantan cara a Puigdemont, el intento de sedición está abocado al fracaso. Colau tendrá una gran responsabilidad de lo que ocurra».

ABC 4. Editorial

LOS ALCALDES NO DEBEN CONTRIBUIR A LA SITUACIÓN DE EXCEPCIÓN CREADA SINO MANTENERSE DENTRO DE LA LEY

El pulso entre las instituciones del Estado y las de la Generalitat se juega ahora en los municipios. Más de la mitad de los ayuntamientos de Cataluña han confirmado que cederán espacios para la consulta, «pero las ciudades más pobladas o bien se niegan o bien no acaban de pronunciarse». «Ya han empezado las protestas y escraches contra los ayuntamientos refractarios al 1-O, antidemocrática presión que la cúpula independentista debería condenar en vez de alentar». «La desobediencia no es un concepto teórico del mundo antisistema, sino una realidad con consecuencias legales. Por eso, los ayuntamientos no deben contribuir a la situación de excepción y deben permanecer dentro de la ley. Ese es su deber».

EL PERIÓDICO 10. Editorial

LA VIOLENCIA EN LAS CALLES, PRÓXIMA ESTACIÓN DEL ‘PROCÉS’

«Los acontecimientos se precipitan. Y van en contra de los secesionistas». «Como no podía ser de otra manera, las instituciones del Estado han reaccionado al desafío». Mientras, «en su estrategia frentista, Puigdemont pretende llevar su desafío a las calles. Este es uno de los grandes temores del Gobierno de la Nación: la irresponsabilidad de unos supuestos responsables autonómicos que, ante su incapacidad para sacar adelante sus fantasmagóricas propuestas, pasan la pelota a la calle. O a las alcaldías». «Ayer, alcaldes de poblaciones tan significativas como Barcelona, Lérida, Tarragona, Santa Coloma o Mataró ya anunciaron que harán cumplir las leyes y harán oídos sordos al absurdo que plantean los independentistas. Cumplirán con la Constitución». «Ahora PDeCAT y ERC, al igual que se han arrastrado por la CUP hacia estrategias más radicales en el plan legislativo, ahora ésta les impone su estrategia callejera: el incumplimiento de las leyes, el desprecio de las instituciones y a los ciudadanos que les han votado tienen en la algarada y los disturbios su continuidad. Frente a ellos, todas las Fuerzas de Seguridad sabrán cumplir con su deber: proteger a los catalanes de la violencia y el desgobierno».

LA RAZÓN 3. Editorial

Patinazo del independentismo

«Barcelona se une a Lleida y Tarragona y tampoco cederá locales para la celebración del referéndum ilegal del 1-O». «El temor a que la institución y los funcionarios pudieran ser inhabilitados por permitir la votación es la razón que esgrime el ayuntamiento comandado por Ada Colau para descolgarse del referéndum. Esta decisión refleja la contundente respuesta judicial al secesionismo dada por el Estado y el grave error cometido por los independentistas al forzar el proceso con una consulta vinculante, que el Constitucional ha declarado ilegal».

EL ECONOMISTA 3. Editorial

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar