Plan especial de transporte escolar de uso compartido

La conselleira de Infraestructuras y Vivienda, Ethel Vázquez, el conselleiro de Cultura, Educación y Ordenación Universitaria, Román Rodríguez, y el delegado del Gobierno en Galicia, Santiago Villanueva, mantuvieron una reunión sobre el dispositivo para la implantación del transporte escolar de uso compartido, que incluirá un plan especial de inspecciones, en el que además de efectivos de la Xunta participará la Guardia Civil de Tráfico.

Los agentes de la Guardia Civil de Tráfico velarán por el correcto funcionamiento de ese transporte de uso compartido, vigilando el cumplimiento de los horarios y de los servicios programados, para asegurar que los alumnos llegan a los centros sin incidentes. Al mismo tiempo, también inspeccionarán el cumplimiento de la normativa estatal en materia de seguridad en el transporte de escolares y menores.

El Plan de inspección se desarrollará por fases, con una primera etapa de mayor intensidad en la que se desarrollará en el primero mes del curso escolar.

En la reunión se revisó conjuntamente ese plan de inspección y se constató que todo está a punto y las actuaciones están coordinadas para desarrollar ese plan de inspección.

Vázquez Mourelle recordó que este sistema que se pondrá en marcha el próximo 11 de septiembre, con el arranque del curso escolar, viene funcionando con éxito desde hace años en otras autonomías, mejorando la movilidad de los habitantes del rural, sin que eso suponga sacrificio alguno en la atención de las necesidades de transporte de los escolares. El modelo va a empezar a funcionar en Galicia, como primera fase, con un alcance limitado, en el 10% de las líneas de transporte escolar, que son, en todo caso, cerca de 500 líneas, que usan cerca del 8% de los alumnos.

La conselleira explicó que el sistema dispone de plenas garantías para los usuarios escolares, ya que la atención a sus necesidades está blindada cómo prioritaria en los contratos; se mantienen intactos los horarios, las paradas y los recorridos del transporte escolar; y se protege al alumnado por encima de las exigencias legales, asegurando la presencia de un monitor acompañante con instrucciones claras en cada una de las rutas de uso compartido, suponiendo aumentar un 60% el número de acompañantes existentes en la actualidad.

Por su parte, el conselleiro de Cultura, Educación y Ordenación Universitaria destacó que esta nueva modalidad es un “sistema lógico” porque permite conseguir un mayor uso social de los recursos públicos que se destinan al transporte escolar. Y esto, remarcó, manteniendo garantizadas las plazas de los alumnos y la atención a sus necesidades de transporte.

En las últimas semanas la Xunta y la delegación del Gobierno en Galicia están trabajando en ese Plan especial, que va a abarcar todo el territorio gallego y en las rutas escolares de la nueva modalidad. Además, el Ejecutivo autonómico continúa a trabajar con todos los agentes implicados como los centros, las anpas o las empresas con el objetivo de asegurar que el correcto funcionamiento de este transporte de uso compartido permite cumplir con su objetivos: una mejor atención a los escolares, gracias a los acompañantes y a ese refuerzo de las inspecciones y una mejor movilidad en el rural, multiplicando sus posibilidades de desplazamientos con el acceso al doble de paradas de autobús.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar