Puigdemont asegura que está en marcha «una operación provocación»

Puigdemont utilizó las redes sociales para denunciar que «está en marcha una operación provocación» que pretende «crispar el mes que nos queda hasta el 1 de octubre». En su cuenta de Twitter, el presidente catalán pidió no caer en esa provocación porque «nos quieren crispados y enfadados (como ellos) porque nos ven serenos y esperanzados». Anteriormente, el portavoz del Ejecutivo catalán, Jordi Turull, había afirmado que el Gobierno central «está dispuesto a cargarse pilares básicos de la democracia con tal de frenar el referéndum sobre la independencia». A pesar de ello, añadió, «vamos a desbordar democráticamente al Estado» porque la mayoría de los catalanes quieren votar.

Turull hizo estas declaraciones en Bilbao, donde asistió a un acto de apoyo a la autodeterminación organizado por la Asamblea Nacional Catalana. El portavoz del PNV, Joseba Egibar, propuso alcanzar consensos de mínimos con la izquierda abertzale para poder trasladar a Euskadi un proceso popular similar al catalán a favor del derecho a decidir. Por su parte, la portavoz de EH Bildu en el Parlamento Vasco, Maddalen Iriarte, se preguntó «qué cara se nos va a quedar [a los vascos] si el 1-O hay referéndum y se proclama la república catalana y nosotros nos quedamos dentro de España». «Se nos quedará cara de burros», se contestó ella misma.

 

/

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar