La Ría de Pontevedra se reabre de nuevo al marisqueo

La consellería del Mar reabre al marisqueo la parte interna de la ría de Pontevedra (GAL 10/08-2), catalogada como C desde el año 1998 y que desde ahora pasa a ser zona de producción B, tras mejorar su situación microbiológica sustancialmente.

Esto significa que el marisco extraído de esa zona es apto para su consumo en fresco, con todas las garantías de calidad y salubridad, siempre que se someta a un sistema de depuración. Así lo refleja una resolución del Instituto Tecnológico para el Control del Medio Marino de Galicia emitida esta misma mañana.

Las zonas de producción de moluscos bivalvos y otros organismos marinos se clasifican en “”La , “B” o C “”, segundo su mejor o peor situación microbiológica. Así, los productos procedentes de zona “A” pueden acceder directamente al comprado; los de zona “B” tienen que pasar por una instalación depuradora; y los de zona “C” sólo pueden acceder al comprado después de depurarse de manera natural en una zona de reinstalación o en caso de que vayan para la conserva.

Otras mejoras microbiológicas

También mejoraron su situación microbiológica las partes internas de las rías de Cedeira y Betanzos y el polígono de bateas “Vilagarcía La”. En el caso de la ría de Cedeira, la zona que va entre Punta Sarridal y Punta Xián (GAL 02/05), estabiliza su clasificación como B, cuando hasta ahora pasaba a ser C entre los meses de junio y septiembre. En el caso de la ría de Betanzos, la zona comprendida entre Punta Ostreira y el apeadero de Paderne (GAL 09/09) pasa de tener clasificación C a B. Además, también mejora la calidad sanitaria en el polígono de bateas Vilagarcía La (GAL-19), que pasa de estar clasificado como B a hacerlo como A.

Todos estos cambios se hicieron de acuerdo la legislación vigente y los protocolos establecidos, al obtenerse a lo largo del año diez resultados analíticos consecutivos compatibles con la clasificación a la que mudan. Estas reclasificaciones se constituyen como acciones positivas para el sector marisquero, ya que favorecen que los mariscadores puedan salir a trabajar de forma normal, recuperando unos ingresos económicos propios por su actividad profesional, gracias a la extracción de un producto totalmente apto para el consumo tras ser depurado.


© 2011 Galega de Comunicación e Información, S.L.U. - Aviso legal - Contacto