La prensa nacional, contra el referéndum y el independentismo catalán

HACIA LA AUTOCRACIA EN CATALUÑA CON UN DISLATE POLÍTICO Y UN DESATINO JURÍDICO QUE VIOLA EL ESTATUT

La proposición de ley de transitoriedad jurídica y fundacional de la república catalana presentada ayer al Parlament por el bloque secesionista es “una norma de abrupta ruptura con apariencia de ley fundamental provisional, radicalmente anticonstitucional y antiestatutaria”. El texto “prediseña un régimen político para Cataluña no solo iliberal, sino autoritario. Su tinte autocrático se inspira parcialmente en el dictado por el presidente Vladímir Putin para Crimea”. Hay tres rasgos que asimilan el régimen dibujado por el presidentCarles Puigdemont -bajo control de la antisistema CUP- a una autocracia. Uno es “la anulación del Estado de derecho, al cancelar la división de poderes y someter el sistema judicial al imperio del Ejecutivo”. El segundo rasgo antidemocrático es que el próximo Parlament debería obedecer un “mandato” vinculante dictado por un “proceso de participación ciudadana” hegemonizado por un foro social no electo, sino previsiblemente compuesto por entes del tipo Òmnium, Assamblea Nacional y demás terminales subsidiadas del soberanismo. Y el tercero es la normativa electoral, “que va contra el Estatut, que impone que la ley electoral concite una mayoría reforzada de dos tercios: un mandato jamás alcanzado por el secesionismo. Que por eso busca ahora eludirlo”. “Estamos ante un proyecto que no se merece ningún ciudadano catalán”. Además, “esta norma es clandestina, pues oculta los cinco reglamentos que la acompañan. Y se fía a una cláusula suspensiva (la victoria de un en el hipotético referéndum), algo propio de los contratos civiles, pero indigno de un texto de carácter y alcance pretendidamente constitucional. Al dislate político y el engaño a los ciudadanos se une así el desatino jurídico”.

EL PAÍS 12. Editorial

INDEPENDENCIA EXPRESS PARA FUNDAR UN ESTADO TOTALITARIO

La ley presentada ayer en el Parlament es “una ley golpista al margen del ordenamiento jurídico y de la legalidad internacional”. El PDeCAT “ha cedido nuevamente a las presiones de los 10 diputados radicales de la CUP”. “El grupo antisistema continúa marcando el guión, a tan solo 34 días del 1-O”. Cuando llegue esa fecha, Cataluña se convertirá en “un Estado totalitario que se encargará también de controlar el nombramiento de los miembros del poder judicial”. En el aspecto económico “esa supuesta república catalana confiscaría, a la manera bolivariana, todos los bienes del Estado en Cataluña y se encargaría de la recaudación de impuestos y de la gestión de la seguridad social”. El nuevo Estado independiente no asumirá la deuda de Cataluña con la administración estatal y sólo aceptará una negociación sobre la misma. “En un gesto de optimismo político, la Generalitat da por hecho que Cataluña seguiría formando parte de la UE”. “El Gobierno deberá dar una respuesta adecuada a este desafío que pretende acabar con la convivencia de los españoles y de nuestro régimen democrático”. “Es positivo que Rajoy y Pedro Sánchez hayan abierto un canal permanente de conversación para dar una respuesta conjunta al órgano separatista. Ahora más que nunca los constitucionalistas deben mantenerse unidos y actuar sin dilación”.

EL MUNDO 3. Editorial

BODRIO PSEUDO JURÍDICO QUE OBLIGA A APLICAR MEDIDAS DE PROTECCIÓN AMPARADAS POR EL ARTÍCULO 155

El nacionalismo catalán “ha perdido por completo el sentido de la realidad y el sentido de la moral”. “El bodrio pseudo jurídico presentado como ‘ley de transitoriedad’ borra cualquier posibilidad para un requiebro dialogado de última hora que evitará lo que será inevitable: la aplicación de medidas de protección constitucional al amparo del artículo 155 de la Constitución”. El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ratificó el apoyo al Gobierno mediante una llamada telefónica a Mariano Rajoy. “A poco más de un mes del supuesto referéndum es hora de concretar qué van a hacer los dos grandes partidos y el Gobierno para restaurar el orden constitucional en Cataluña”, mientras la mayoría separatista del Parlamento catalán sigue impulsando el proceso de independencia. “Es cierto que Cataluña no será independiente, pero no hay que conformarse con esta obviedad cuando las instituciones que la Constitución legitima para el autogobierno catalán están siendo constantemente utilizadas contra el interés nacional de España sin que nadie corte de raíz este problema con las medidas que la propia Constitución prevé”.

ABC 4. Editorial

PARA QUE UN REFERÉNDUM SEA VÁLIDO Y LEGÍTIMO, SON PRECISAS UNAS GARANTÍAS LEGALES QUE AHORA NO SE DAN

La ley de transitoriedad “no aporta en su articulado grandes sorpresas”. El presidente Puigdemont “insiste en su idea de avanzar hacia el referéndum en un clima de normalidad”. Unos y otros “hacen bandera de una determinada idea de democracia, que al parecer empieza y acaba en la posibilidad de votar”. Pero “en una democracia genuina las decisiones se consensúan, no se imponen”. Para que un referéndum sea válido, y su resultado legítimo, “son precisas unas garantías legales que ahora no se dan”. El proceso independentista que alienta el Govern “puede seguir su hoja de ruta e incluso pisar el acelerador, pero su pecado original – responder al quietismo del Gobierno con astucia, desoyendo a la mitad de los catalanes y quebrando la ley – lo aleja de la normalidad y nubla su futuro”.

LA VANGUARDIA 20. Editorial

DESAFÍO DESCOMUNAL AL ORDENAMIENTO LEGAL VIGENTE

La CUP y ERC “han vuelto a imponer su criterio al PDECat”, renuente a aprobar la llamada ley de transitoriedad antes del referéndum anunciado para el 1-O. El texto es “un desafío descomunal al ordenamiento legal vigente, derivado de la Constitución y el Estatut”. La “pretendida seriedad del proyecto se compadece pésimamente con la insólita rapidez y opacidad con que será tramitado y aprobado por la mayoría soberanista del Parlament. Lo que tampoco impediría su aniquilación por el Tribunal Constitucional. El independentismo catalán “mantiene su hoja de ruta contra viento y marea , ajeno a todo lo que le rodea y ensimismado en pos de un objetivo que, por más que se presente como fácil y casi indoloro, no lo puede ser.” La revolució dels somruires tiene un rostro cada vez más sombrío.

EL PERIÓDICO 8. Editorial

UNIDAD FRENTE AL GOLPE SEPARATISTA

El ‘proceso’, “pese a su limitada capacidad impositiva, no cuenta con mayoría social, no tiene ningún apoyo internacional y se ha cometido el error de romper la unidad, muy obscenamente, en la manifestación unitaria contra el yihadismo”. “Lo más sangrante, y lo que sitúa a esta ley en un puro golpe mano contra la legalidad vigente se aprobará en una sesión ordinaria, en lectura única y sin posibilidad de debate, al margen de la oposición. Ayer el líder del PSOE, Pedro Sánchez, y el de Cs, Albert Rivera, cerraron filas con un frente común con el Gobierno. “La unidad de los constitucionalistas es clara en estos momentos y no puede haber fisuras. Estamos ante el primer ataque frontal a nuestra democracia, hay que pararlo”.

LA RAZÓN 3. Editorial

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar