La prensa editorializa sobre la seguridad y el terrorismo

NO PUEDE HABER ‘TAIFAS’ EN MATERIA DE SEGURIDAD

“Resulta inquietante el cúmulo de informaciones relacionadas con el atentado de Barcelona que reflejen la descoordinación y el más que deficiente intercambio de información sensible que existe entre las distintas policías en Cataluña, lo que constituye un agujero para la seguridad”. La Generalitat “está instalada en una actitud de victimismo que pasa por decir que los errores que van saliendo a la luz sólo pretenden ensuciar la labor de los Mossos”. En el caso del imam de Ripoll, “la cadena de fallos ha sido garrafal”. De especial gravedad es todo lo referido a la alerta de la policía belga en febrero del año pasado a los Mossos por considerarlo sospechoso. “No se cumplieron los protocolos establecidos en todo el espacio comunitario para la gestión y análisis de la información estratégica referida al terrorismo”. “En un clima de confianza y lealtad institucional adecuado, la policía autonómica habría compartido las sospechas con la Policía nacional”. “Urgen explicaciones oficiales y acciones políticas decididas para acabar con tanto descontrol·”.

EL MUNDO 3. Editorial

17-A: SE ACUMULAN LAS PREGUNTAS

“Es necesario analizar los acontecimientos previos a los ataques terroristas para detectar los fallos y asegurar para el futuro un mejor funcionamiento de las administraciones públicas”. El aplauso oportunista a los Mossos d´Esquadra “puede volverse contra este cuerpo policial, justamente acreedor del reconocimiento público por su actuación en Cambrils, porque encierra una finalidad política vinculada con el proceso separatista y el referéndum del 1-O”. “Una vez que la investigación judicial está en marcha, lo mejor será sosegar el ambiente y ceder todo el protagonismo a la respuesta ciudadana que mañana se producirá en la manifestación convocada en Barcelona, a pesar de las sombras partidistas que la alcaldesa Colau y la CUP quieren arrojar sobre ella”.

ABC 10. Editorial

PRIORIDADES ANTE EL TERRORISMO

“Al tratar sobre el atentado es erróneo primar los aspectos que supuestamente pueden incidir en la pugna Estado-Generalitat”. Eso desplaza la atención hacia un terreno que no es primordial para garantizar la seguridad colectiva y “va contra la unidad política de los demócratas, esencial para frenar la intolerancia y el terror”, además de menoscabar la confianza ciudadana en unos cuerpos policiales de probada valía. “La lucha contra el yihadismo reclama la colaboración de todos”. Lo cual incluye, por supuesto, a la comunidad musulmana, “cuya implicación en la lucha contra el terror debe crecer”.

LA VANGUARDIA 18. Editorial

LAS EXPLICACIÓNES SOBRE EL AVISO DE BÉLGICA ACERCA DEL IMÁN DE RIPOLL DEBEN SER MÁS CLARAS Y CONTUNDENTES

Las explicaciones sobre el aviso de las autoridades belgas acerca del imán Satty “deben ser más claras y contundentes, porque no pueden caber dudas sobre un extremo que podría haber sido determinante para detectar y neutralizar las maquinaciones del imán”. La transparencia informativa que Interior y los Mossos han practicado sobre los hechos del 17-A, que les ha valido justos y generalizados elogios, debe extenderse al e-mail belga. “Hay que insistir en la necesidad de que los cuerpos policiales y sus responsables políticos actúen coordinadamente y sin corporativismos”.

EL PERIÓDICO 10. Editorial

LUCES Y SOMBRAS DE LOS ATENTADOS

Una semana después de los atentados de Barcelona y Cambrils “empezamos a ser realmente conscientes del peligro que supone el yihadismo, que ha elegido España como objetivo directo”. Si algo ha quedado claro estos días es la necesidad de mantener la unidad en la lucha antiterrorista y la cohesión institucional. El reconocimiento a la labor realizada por los Mossos d´Esquadra “no debe impedir poner encima de la mesa algunas dudas sobre las medidas preventivas antiyihadistas aplicadas”. “Ha habido errores graves”. La Generalitat “ha elegido una mala estrategia para demostrar que Cataluña ya tiene la policía de un ‘Estado normal’, porque ni es el momento ni es real”. La guerra contra el terrorismo será a gran escala y necesita de cooperación y, sobre todo, de lealtad, que es de lo que más adolece en estos momentos el Gobierno de Cataluña”.

LA RAZÓN 3. Editorial

EL REY, AL LADO DE BARCELONA Y CAMBRILS

El Rey “no podía dejar de estar presente en esta marcha contra el terrorismo y en apoyo a las víctimas de los atentados de Las Ramblas y Cambrils. La unidad institucional es fundamental en estos momentos. El Rey, como primera institución del Estado “tenía la obligación de cerrar filas con los que han sufrido este ataque y demostrar ante el mundo que toda España está con Barcelona. Que el terrorismo no triunfará”.

LA RAZÓN 3. Editorial

PARAR LA ISLAMOFOBIA

Los ataques violentos desatados contra musulmanes, contra mezquitas, las proclamas en foros, las pancartas, el amarillismo en algunos medios y las agresiones verbales que circulan en las redes “no pueden ser aceptados en una sociedad democrática”. “Evitar una espiral de intolerancia requiere que todas las autoridades y la sociedad civil se pongan de inmediato a trabajar”. “Cabe dar la bienvenida a la reacción de las comunidades islámicas en España, que no han dudado en sumarse a la condena de los atentados y rechazar la instrumentalización que los yihadistas hacen de su religión”.

EL PAÍS 10. Editorial

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar