El arzobispo de Barcelona llama a la unidad

Los Reyes de España presidieron ayer en la Basílica de la Sagrada Familia una misa solemne en homenaje a las víctimas de los atentados de Barcelona y Cambrils, a la que también asistieron los más altos representantes de las Administraciones, encabezados por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el de la Generalitat, Carles Puigdemont, junto a la alcaldesa de la Ciudad Condal, Ada Colau. El arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, oficiante de la ceremonia, llamo a la sociedad a actuar como “artesanos de la paz” y a estar unidos, porque “la unión nos hace fuertes y la división nos corroe y nos destruye”. “Éste es un hermoso mosaico. Todos unidos con el objetivo común de la paz, el respeto, la fraternidad y el amor solidario”, subrayó Omella ante los 1.800 ciudadanos presentes en el recinto, muchos de ellos de otras confesiones religiosas, como la musulmana.

 

A la misa asistieron, además, la vicepresidenta del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría; la presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor; el presidente y el primer ministro de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa y Antonio Costa, respectivamente; el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo; y, entre otros, el vicepresidente catalán, Oriol Junqueras. Según destaca la prensa, antes de entrar en el templo, el Rey, Rajoy y Puigdemont intercambiaron unas palabras en privado, al igual que lo hicieron Sáez de Santamaría y Junqueras. Entre los asistentes se encontraba, asimismo, el expresidente de la Generalitat Artur Mas, así como representantes de los diferentes partidos políticos, de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y de los Mossos d’Esquadra.

Como muestra de solidaridad con las víctimas, por otra parte, representantes de diferentes congregaciones musulmanas españolas se manifestaron ayer en diferentes puntos del país, empezando por Barcelona y la localidad de donde procedían la mayoría de los terroristas, Ripoll. También lo hicieron en Madrid y Badajoz bajo el lema “Unidos contra el terrorismo; no en mi nombre”. Además, se siguieron produciendo muestran de solidaridad con las víctimas en el Ayuntamiento de Barcelona, donde más de 4.500 han firmado ya en el libro de condolencias habilitado por el consistorio barcelonés.

 

 

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar