Asociaciones de Proteccion Civil prestan ayuda en el Camino de Santiago

El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, y la directora de Turismo de Galicia, Nava Castro, visitaron  en O Pino a varios de los voluntarios de las agrupaciones de Protección Civil de Santiago de Compostela y Arzúa que se encargan de atender a los peregrinos que recorren el Camino de Santiago. En el acto también participaron el director general de Emergencias e Interior, Luis Menor, el delegado territorial de la Xunta en A Coruña, Ovidio Rodeiro, y el alcalde de O Pino, Manuel Taboada.

Para ayudarles en esta tarea, el Gobierno gallego acaba de firmar un convenio de colaboración con las 7 agrupaciones que se encuentran en el Camino Francés (Sarria, Portomarín, Monterroso, Palas de Rei, Melide, Arzúa y Santiago de Compostela) con el objetivo de financiar parte de sus gastos comunes, como pueden ser la adquisición de material sanitario o de combustible.

El personal voluntario se encarga de llevar a cabo tareas vinculadas a la seguridad de los peregrinos, y de apoyo en aquellos casos de necesidades sanitarias. De este modo, se incrementa la seguridad y se garantiza una rápida asistencia en caso de emergencia.

Entre otras labores, las agrupaciones proporcionan información ante fenómenos meteorológicos adversos y revisan el estado del Camino, para comprobar que la señalización es correcta y que no hay elementos peligrosos. Además, informan en tiempo real al servicio de emergencias del 112 de los incidentes que se producen y atienden las solicitudes de ayuda de los peregrinos.

Asimismo, las agrupaciones se comprometen a patrullar en los tramos del Camino Francés pertenecientes a su término municipal o ayuntamientos limítrofes dos veces al día, que se corresponden con las horas de mayor afluencia de caminantes de acuerdo a las experiencias de años anteriores. Esta función se realiza recorriendo los camino, o bien estableciendo puntos de atención donde sea más aconsejable.

Cada vez son más los peregrinos que se benefician de estas acciones, pues sólo en lo que va de año llegaron a Santiago de Compostela cerca de 190.000 caminantes, lo que supone una subida del 8,7% respeto al año anterior. La mayoría de ellos son extranjeros y un 60% recorren el Camino Francés, en el que precisamente se desarrolla a labor de los voluntarios de las agrupaciones de Protección Civil. También confluyen en este tramo los peregrinos procedentes del Camino del Norte y del Primitivo, lo que incrementa el número total de personas atendidas.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar