Los trabajadores de seguridad de El Prat inician una huelga indefinida

 

Los vigilantes que atienden los filtros de seguridad en el aeropuerto barcelonés de El Prat iniciaron la pasada medianoche una huelga indefinida, tras rechazar por segunda vez en votación -150 votos frente a 36- la propuesta de mediación planteada por la Generalitat para poner fin a la crisis iniciada con los paros parciales que comenzaron el 24 de julio. El pasado jueves, en una primera votación, los trabajadores de EULEN ya rechazaron la subida salarial de 200 euros al mes en 12 pagas propuesta por el Ejecutivo catalán.

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, lamentó ayer que los trabajadores hayan rechazado una propuesta que consideró “razonable”, y anunció la puesta en marcha “de forma inmediata” de las medidas previstas por el Gobierno para garantizar la normalidad en el funcionamiento de El Prat: el refuerzo de la seguridad por parte de agentes de la Guardia Civil y los trámites para iniciar un laudo arbitral que ponga fin al conflicto laboral. De la Serna, que subrayó que el Ejecutivo respeta profundamente el derecho a la huelga, avanzó que ha realizado una petición formal a la Abogacía del Estado para que traslade su informe al Ministerio de Empleo, antes de ser elevado al Consejo de Ministros, que podría ser convocado de forma extraordinaria antes de que finalice el mes, para nombrar a un “árbitro independiente” y obligar a los huelguistas a volver al trabajo.

De la Serna, que elogió la labor de mediación realizada por la Generalitat, insistió en que el Gobierno central hará todo lo que esté en su mano “para garantizar que la decisión de unos pocos no afecte a millones de españoles y turistas”. “Vamos a actuar con toda la firmeza” para garantizar el funcionamiento en “una infraestructura estratégica para el conjunto del país”, concluyó en la comparecencia ante los medios celebrada en la sede de la Delegación del Gobierno en Cantabria.

Los huelguistas acusan a De la Serna de “coacciones”

En declaraciones a los periodistas al término de la votación de ayer, el abogado del comité de huelga de los trabajadores de seguridad de El Prat, Leopoldo García Quinteiro, denunció la existencia de “coacciones” por parte del ministro de Fomento con el objetivo de poner fin a los paros. El abogado, que calificó de “arrogante” la actitud mantenida por De la Serna, consideró que en este conflicto laboral no se dan las condiciones para imponer un laudo arbitral.

Por su parte, la consejera de Trabajo de la Generalitat, Dolors Bassa, señaló ayer que la mediación del Ejecutivo catalán en el conflicto laboral de El Prat ha terminado, después de que los trabajadores hayan decido “democráticamente” rechazar su propuesta.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar