Rajoy llama a la Generalitat a seguir el ejemplo del País Vasco

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, aconsejó ayer al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, seguir el ejemplo del Ejecutivo vasco presidido por Iñigo Urkullu y abandonar su “delirio secesionista” recuperando el cumplimiento de la ley y el Estado de derecho. Desde Bilbao, donde asistió a la inauguración de la Escuela Miguel Ángel Blanco, un acto convocado por las Nuevas Generaciones del PP, el jefe del Ejecutivo insistió en que las buenas relaciones bilaterales que mantiene ahora con Euskadi, basadas en “el pacto, el acuerdo y el entendimiento”, son “la mejor vía para todos” frente “al enfrentamiento” que pretenden, a su juicio, los dirigentes catalanes, “en plena deriva autoritaria”.

En su discurso, Rajoy subrayó que el desafío del Ejecutivo catalán, al convocar un referéndum en Cataluña el próximo 1 de octubre, “no lleva a ninguna parte, ni tiene ninguna posibilidad de éxito por mucho ruido que quieran hacer”. La consulta, según destacó, “no se va a celebrar porque es ilegal e incumple todas las leyes. Va contra el Estatuto catalán, contra la Constitución y contra la legislación internacional”. En su opinión, el Gobierno liderado por Puigdemont “se ha desconectado de la realidad”. “Yo les invito a desconectar de los desafíos, de su delirio y a que recuperen la conexión a la ley y el Estado de derecho que están violando en los últimos tiempos”, indicó. “Haremos lo contrario de lo que hacen los que quieren romperlo todo. Si violan la ley, nosotros la cumpliremos y la haremos cumplir, si se deslizan por la peligrosa pendiente de la radicalidad, responderemos con la razonable fuerza de la ley, la sensatez y la moderación”, añadió.

En la parte inicial de su discurso, el presidente del Gobierno también se refirió a la lucha contra el terrorismo como una amenaza que hoy es global. En este sentido, manifestó que la respuesta de los Estados exige “mejorar la cooperación internacional, cortocircuitar sus vías de financiación, frenar sus contactos a través de Internet y defender la memoria de las víctimas”. En relación a ETA, Rajoy manifestó que el “único final” que le queda a la banda terrorista es “reconocer el daño, pedir perdón a las víctimas y desaparecer” porque es, además, lo que “la sociedad le reclama”.


© 2011 Galega de Comunicación e Información, S.L.U. - Aviso legal - Contacto