Chavistas contra el Parlamento venezolano


Un grupo de simpatizantes del Gobierno de Venezuela irrumpió ayer por la fuerza en la Asamblea Nacional, de mayoría opositora, e hirió al menos a doce trabajadores y a cinco diputados que se encontraban en el recinto para una sesión en conmemoración del Día de la Independencia del país. Las 30 personas que formaban el grupo, muchas de ellas armadas con palos y artefactos pirotécnicos, y uno con un arma de fuego, entraron por los jardines del Palacio Legislativo, donde detonaron cohetes sembrando el caos, Tras más de siete horas de asedio al Parlamento venezolano por grupos adeptos al Gobierno, diputados, periodistas y trabajadores pudieron abandonar la Cámara, aunque algunos denunciaron que fueron víctimas de empujones y de insultos en las cercanías del Legislativo.

El ataque trató, sin éxito, de evitar que la Cámara aprobara la convocatoria el 16 de julio de un referéndum para que los venezolanos rechacen o no los comicios del 30 de julio para elegir la polémica asamblea constituyente, impulsada por el Gobierno de NIcolás Maduro. El primer vicepresidente de la Asamblea Nacional de Venezuela (AN), el opositor Freddy Guevara, informó de que “con el quórum reglamentario” se aprobó el acuerdo que convoca “al pueblo de Venezuela para que decida el 16 de julio del destino de este país”. Respecto al ataque, Guevara dijo que los grupos violentos “no pudieron impedir el objetivo”.


“Diario de las Américas”

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, condenó y pidió que se investiguen los hechos violentos. “Yo condeno absolutamente esos hechos”, dijo, tras lo que añadió su intención de “no ser nunca cómplice de ningún hecho de violencia”, además de insistir en que ha ordenado su investigación “para que se haga justicia. El jefe del Estado desde un desfile cívico militar en Caracas, en conmemoración del día de la Independencia. Maduro dijo que fue informado de que hubo unos ·hechos extraños “en la Cámara y que se produjeron “unos hechos de riña, de violencia”, además de señalar que no acepta la violencia “de nadie”. Por su parte, el ministro de Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino, condenó la violencia “en cualquiera de sus formas, venga de donde venga”.

El presidente del Supremo, Maikel Moreno, rechazó los hechos e instó a los líderes políticos a dar “la cara ante el país” y a apartarse “de la violencia como arma política”. El diputado opositor venezolano Henry Ramos Allup, responsabilizó a Nicolás Maduro y a la Guardia Nacional Bolivariana del ataque. “Todo esto se produjo ante la mirada impasible de la Guardia Nacional, dijo. Igualmente, varios de los diputados opositores heridos afirmaron que los hechos no les intimidarán.

EEUU condenó el “inaceptable asedio por parte de simpatizantes chavistas al Parlamento de Venezuela.” En un comunicado, el Departamento de Estado instó al Gobierno a “proveer inmediata protección” a la Asamblea Nacional.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, trasladó ayer su “rotunda condena” al “violento” asalto al Parlamento. En un mensaje en su cuenta personal de Twitter, el jefe del Ejecutivo reiteró que España siempre estará “con la paz, la libertad y los derechos del pueblo venezolano”.

Por su parte, también desde Twitter, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, condenó “las agresiones” a diputados de la oposición. El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, trasladó su apoyo a los demócratas venezolanos, al tiempo que acusó a los asaltantes de “mercenarios de Maduro”.


© 2011 Galega de Comunicación e Información, S.L.U. - Aviso legal - Contacto