Así valora la prensa la situación política

SÁNCHEZ SIGUE SIN SABER QUÉ ES NACIÓN

 

La declaración conjunta del PSOE y el PSC para la reforma de la Constitución es un plan para desmantelar la igualdad entre los españoles y crear una cosoberanía entre Cataluña y el resto de España. El documento parte de tres premisas: Cataluña es nacionalista, sólo los nacionalistas catalanes merecen una oferta del socialismo y el problema del separatismo es la Constitución de 1978. A partir de esto se explica el plan irresponsable de Sánchez de romper la igualdad de los españoles, incluso en su relación con la justicia. Solo a alguien que no sabe qué es la nación se le puede ocurrir entregar a los nacionalistas la creación de una justicia catalana, todo un regalo de impunidad para el nacionalismo corrupto y sedicioso. Además, el PSOE da un vuelco al orden constitucional. Ya no basta con reconocer el sentimiento “nacional”, también las “aspiraciones” nacionales de Cataluña, percha de la que el nacionalismo colgará el reconocimiento del derecho a la autodeterminación. Sánchez tampoco sabe lo que es una Constitución. Lo que quiere el líder del PSOE no es reformar la Constitución sino acabar con el consenso que trajo la democracia a España.

ABC 4. Editorial

LA LEY DEL REFERÉNDUM ES UN ATAQUE A LOS CATALANES

De una administración separatista como la catalana, y de sus cómplices antisistema, que han socavado los principios democráticos más elementales se podía esperar un proyecto de ley del referéndum de autodeterminación sin encaje alguno en un Estado de Derecho homologable, que anula el Estatut y violenta la legalidad internacional sobre plebiscitos, según recoge el primer informe de los servicios jurídicos del Estado. En realidad, el texto de JxSí y la CUP supone una usurpación de los resortes electorales hasta suprimir todo atisbo de garantía democrático. Es una aberración totalitaria que no sólo contraviene los deseos de la inmensa mayoría de los catalanes, sino que atropella sus derechos y, por ende, su libertad. Por eso, el gobierno está obligado a impedir que este proyecto autoritario salga adelante.

LA RAZÓN 3. Editorial

BIENVENIDA SEA LA DECLARACIÓN DE BARCELONA

Cuando el choque institucional parece inevitable, hay que dar la bienvenida a iniciativas como la Declaración de Barcelona del nuevo PSOE de Pedro Sánchez y el PSC, “para superar el enfrentamiento entre el inmovilismo del Gobierno central y la deriva independentista unilateral. La declaración actualiza la del PSOE de Granada en 2013, con novedades como reconocer que Cataluña ha sido “discriminada” por el Gobierno del PP en los últimos cinco años. Le ley es un límite que los socialistas no están dispuestos a violar, de ahí su rechazo al referéndum unilateral e ilegal. Entre los siete puntos de la Declaración de Barcelona está la reforma federal de la Constitución. La apuesta no es fácil porque en muchos temas requiere el acuerdo del PP, pero es una propuesta saludable ante el diálogo de sordos al que asistimos.

EL PERIÓDICO 6. Editorial

Catalunya, un sol poble (Pablo Iglesias. Xavier Domènech. EL PERIÓDICO 17)Como movilización política, reivindicamos la legitimidad del 1-O y apoyamos que se haga. Seamos claros: Catalunya es una nación que quiere decidir su futuro.

Despropósitos y problema catalán (Joseba Arregi. EL MUNDO 6) El federalismo no sirve como táctica en el debate político ni para solucionar el problema del nacionalismo. Hay que repasar lo dicho y lo no dicho en la historia de la relación del Estado con los nacionalismos. Si no se hace, la próxima crisis está anunciada por bien que se solucione la actual con Cataluña.

Tuvimos suerte (Cayetana Álvarez de Toledo. EL MUNDO 16) La llamada Declaración de Barcelona es una toalla en el suelo. La rendición definitiva del PSOE ante las posiciones que han convertido al PSC en un partido menguante, residual, por momentos risible.

El temple del arquero (Miquel Molina. LA VANGUARDIA 2) Hay que valorar el documento pactado entre el PSOE y PSC como la única hoja de ruta integradora que figurará sobre la mesa el día 2 de octubre.

La calculadora de Sánchez (Puntazos. LA RAZÓN 3) A cada uno lo que quiera oír. Esa es la máxima que marca la agenda política de Pedro Sánchez. Coqueteos ideológicos con el PDECat, con Podemos o con ERC para sumar apoyos.

Constituyendo (Martín Prieto. LA RAZÓN 2) Pedro Sánchez, sin habernos explicado aún en qué consiste el nuevo PSOE, continúa martilleando el clavo del federalismo sin darnos ni un indicio de en qué tipo de Estado federal nos quiere embarcar.

A tortas ante el golpismo (Isabel San Sebastián. ABC 13) Rajoy rehúye el cuerpo con el golpista Puigdemont, se escuda tras el Tribunal Constitucional, mantiene abierto el grifo de una financiación cada vez más generosa, espera a que las cosas se arreglen por sí solas y falta a su deber de movilizar a la sociedad española en el combate contra esta amenaza.

El karma de Tàpies (Ignacio Camacho. ABC 13) Hay ministros de Rajoy asombrados de la naturalidad con que dirigentes soberanistas les pedían, durante sus recientes visitas a Cataluña, inversiones a dos, tres o cuatro años. “Pero… ¿no os vais a independizar en octubre?”

1-O (Almudena Grandes. EL PAÍS 48) ¿Cómo espera el Govern convencer a los catalanes de a pie de las bondades y ventajas de un proceso que inspira desconfianza en sus propios promotores?

¿Qué Estado mayor? (Francesc-Marc Álvaro. LA VANGUARDIA 13) El movimiento independentista ha confundido el origen de su éxito (las movilizaciones) con un esquema de desenlace donde la protesta en la calle obligaría al Gobierno a moverse.

Antología del disparate (Fernando Rayón. LA RAZÓN 15) A medida que avanza el desafío soberanista, suceden dos cosas. Por un lado nuestro aburrimiento y hastío crecen, y, por otro, se radicalizan las posturas de los propios independentistas.

EL PACTO PP-PNV ES BUENO SI RESPETA UNAS ‘LINEAS ROJAS’

En pleno desafío independentista catalán, es tentador virar la mirada al País Vasco por la actitud de colaboración que tiene el Ejecutivo de Urkullu con el Gobierno central. Con un Ejecutivo en minoría y un Parlamento tan fragmentado, en aras de la gobernabilidad, cabe felicitarse por la entente cordial entre el PP y el PNV. Sin embargo, cabe, en primer lugar, preguntarse si la estrategia del PNV de colaboración es meramente coyuntural. Lo razonable sería que el nacionalismo se comprometiera de modo realista y constructivo a sacar adelante esta difícil legislatura. Y, en segundo lugar, el Gobierno debe tener claras las líneas rojas en las que no se puede transigir a cambio del apoyo del PNV. Resultó excesivo el pago para sacar adelante los Presupuestos de este año, con un acuerdo sobre el Cupo muy ventajoso para Vitoria. Ante la negociación de las cuentas de 2018, no caben prebendas que vayan en contra de la igualdad de todos los españoles. O tampoco sería de recibo que un asunto como el posible acercamiento de presos de ETA al País Vasco se pusiera sobre el tapete.

EL MUNDO 3. Editorial

VENEZUELA VOTA CONTRA LA DICTADURA, PESE A ADA COLAU

Tras meses de protestas y casi un centenar de muertos a manos de las fuerzas de represión bolivarianas, los venezolanos respondieron ayer de forma abrumadora a la convocatoria con las urnas promovida por la Asamblea Nacional contra el proceso constituyente impuesto por Maduro. Los 2.030 centros de votación previstos para la consulta funcionaron con normalidad, más allá de que la afluencia de gente sobrepasó las expectativas. Y esto demuestra hasta qué punto es trascendente la consulta como envite ante la comunidad internacional de que el pueblo aspira al restablecimiento de un régimen de libertades que ponga fin a la agonía que subyuga Venezuela. Esa participación masiva debe ser un mensaje que provoque reacciones de los Estados y de los organismos internacionales llamados a poner coto a la deriva represora chavista. También ha sido un hecho decisivo que la diáspora venezolana votara masivamente en sus países de residencia pese a las trabas de colaboracionistas como Ada Colau que no cedieron locales públicos en Barcelona para una fiesta de la democracia. Que los que se llenan la boca con la palabra referéndum coarten así un acto ejemplar contra la dictadura demuestran su hipocresía y su falta de apego a la libertad real.

LA RAZÓN 3. Editorial

Plebiscito recusatorio contra Maduro (José Mª Marco. LA RAZÓN 9) Era de esperar que Ada Colau, una de las grandes figuras del castro-chavismo en nuestro país, hiciera lo imposible por impedir que los venezolanos residentes en España participaran en una consulta que aspira a reivindicar la democracia liberal en su país.

Hacia un gobierno de unidad nacional (Julio César Herrera. LA RAZÓN 23) Los venezolanos estamos librando la batalla decisiva para recuperar nuestra libertad. Es urgente que las instituciones fundamentales del país recuperen su imparcialidad.

HAY QUE RECUPERAR LOS SALARIOS PARA SOSTENER EL CRECIMIENTO

La estructura salarial española refleja una precariedad preocupante que se ha acentuado desde la crisis por efecto de la llamada reforma laboral.La vuelta de la economía española al crecimiento se ha sustentado sobre tres factores básicos: un descenso acusado de las rentas salariales; un rebrote del turismo y las ventajas derivadas de la política de dinero a tipo cero o la caída del petróleo. El primer factor es muy preocupante. Cuatro de cada diez trabajadores perciben menos de 1.290 euros mensuales y más del 12% no llegan a los 650 euros mensuales. Con esta estructura de retribuciones salariales es muy difícil sostener tasas de crecimiento a medio plazo. Sólo la estabilidad del empleo y unas retribuciones más altas permitirán sostener la reactivación de la economía con decisiones de demanda a medio y largo plazo. Es crucial que el Gobierno y los agentes sociales (sobre todo la patronal) hayan captado las pésimas consecuencias de una política de rentas precaria y desequilibrada, porque las ventajas a corto plazo comprometen el medio y largo plazo.

EL PAÍS 12. Editorial


© 2011 Galega de Comunicación e Información, S.L.U. - Aviso legal - Contacto