Todos los tramos de la autovía Santiago-Lugo estarán en servicio o en obras este año

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, anunció hoy que todos los trechos de la autovía A-54, que une Lugo con Santiago, estarán en servicio o en obras al final de este año. “Todos tenemos ya la absoluta certeza de que los extremos de esa línea se van a unir y de que lo van a hacer ya más pronto que tarde”, afirmó. Esta ruta, libre de peaje, permitirá recorrer la distancia entre la capital gallega y Lugo en menos de una hora, la mitad de tiempo que la actual carretera N-547.

Feijóo participó esta mañana, junto con el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, en el acto de inicio de las obras del trecho Palas de Rei-Melide de la autovía A-54, doce kilómetros que unirán las provincias de Lugo y A Coruña. Destacó que este tramo supondrá más calidad de vida, competitividad y oportunidades de acceso al progreso y al bienestar para todos los vecinos de Palas, Santiso y Melide. La autovía liberará la travesía de esta villa de mucho volumen de tráfico, por lo que los vecinos de esta villa y los peregrinos podrán circular con mucha más tranquilidad.

El presidente destacó también la complejidad técnica de esta infraestructura, que se realizará gracias a una inversión de más de 70 millones de euros del Gobierno central. A lo largo de los 11,7 kilómetros que separan Palas y Melide se construirán un total de 16 estructuras, de los cuales 5 serán viaductos, debido a las características de las comarcas de la Ulloa y Terra de Melide y a la voluntad de respetar su riqueza ambiental y patrimonial. De este modo se permitirá, por ejemplo, respetar la zona protegida de la sierra del Careón y el viaducto sobre el río Pambre.

La autovía entre Lugo y Santiago abrió en un sólo año, 2015, cuatro trechos que suponen el 40% de su trazado. Esto ejemplifica que el Gobierno central tuvo, como destacó Feijóo, “la valentía de destinar a Galicia los recursos y los esfuerzos para empezar a acortar el injusto déficit en comunicaciones que arrastraba esta tierra”.

El presidente explicó también que el Gobierno central ya está trabajando en el proyecto de enlace orbital para conectar la AP-9 y la A-54, conectando así de manera plena y completo la provincia de Lugo con el Eje Atlántico.

Feijóo puso también en valor el esfuerzo de la Xunta por avanzar en la vertebración de país, con los más de 200 kilómetros de vías de altas prestaciones libres de peaje que se pusieron en servicio durante los años de la crisis. Estos avances tuvieron siempre en cuenta a necesidad de apostar por la Galicia interior y el reequilibrio territorial, con vías como el eje Lugo-Monforte, que enlaza la esta autovía, o la vía de altas prestaciones entre Celeiro y San Cibrao. En esta misma dirección, el Gobierno gallego también está trabajando en la mejora de la carretera entre Palas y Friol.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar