La Generalitat critica la decisión del Gobierno de controlar sus gastos


El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, preguntó ayer al ministro de Cultura y portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, si el Ejecutivo central tiene previsto devolver el dinero gastado en la guerra sucia, en el rescate a la banca y las autopistas radiales de Madrid, o el desembolsado para indemnizar a ACS por el proyecto Castor, entre otros. Lo hizo en una serie de mensajes en Twitter en respuesta al anuncio del Gobierno de suspender el Fondo de Liquidez Autonómica que recibe la Generalitat si no acredita semanalmente que no realiza ningún gasto relacionado con el referéndum previsto para el domingo 1 de octubre. “Los euros públicos de los catalanes que han servido para sufragar la guerra sucia y han pagado informes falsos, ¿nos los puede devolver, señor ministro?”, publicó Puigdemont en su cuenta de Twitter, junto a un recorte de periódico con las declaraciones de Méndez de Vigo diciendo que no se gastará ni un euro público en la consulta. El presidente catalán repitió el mismo mensaje hasta en seis ocasiones preguntando por el coste de las autopistas radiales de Madrid y el del saneamiento de la banca, por las inversiones previstas en Cataluña que no se han ejecutado “pese a estar presupuestadas” y por los impuestos generados en Cataluña que no se han reinvertido allí.

En la misma línea, el consejero de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat, Josep Rull, comparó con “el certificado de buena conducta franquista” el acuerdo del Gobierno central de controlar semanalmente las cuentas del Ejecutivo catalán. “Vuelven a poner en valor lo que ocurría en la época de Franco, de pedir un certificado de buena conducta cada semana”, destacó Rull, tras indicar que “si pretenden así cortar el grifo a Cataluña, al final estarán cerrando el grifo al Estado, porque es nuestro principal acreedor”. El consejero de Presidencia, Jordi Turull, por su parte, acusó al Gobierno central de caer en el “absurdo” al buscar controlar las cuentas de la Generalitat “Hemos llegado a un momento en que un departamento de la Generalitat comprará un paquete de folios, y dirán: folios, atención igual sirven para hacer el recuento de votos al lado de las mesas. Por tanto, querella y suspendidos”, ironizó.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar