La Guardia Civil investiga en la Generalitat y en el Parlament pruebas del 3%

 

Agentes de la Guardia Civil acudieron al Palau de la Generalitat y al Parlament para requerir documentación relativa a la investigación que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha abierto al exconseller de Justicia Germà Gordó por su presunto papel en la trama del 3%. Además, los agentes acudieron también al Departamento de Justicia y al Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CTTI) de la Generalitat.

En la Generalitat, el objetivo de la Guardia Civil era conseguir documentación de cuando Gordó fue secretario del Govern, desde diciembre de 2010 a diciembre de 2012. En concreto, requirieron la agenda de visitas y una relación del personal que le daba apoyo administrativo. El conseller de Presidencia, Jordi Turull, instó a los agentes a quedarse en la sala de espera de la puerta principal mientras se iba a buscar la información requerida. Tras entregarles una copia en papel de la relación de actos oficiales, un agente entró por orden del juez en secretaría y comprobó que esos eran los únicos datos que existían en los ordenadores. También le entregaron una copia informática.

El Govern difundió que el conseller de Presidencia, Jordi Turull, negó la entrada a los agentes de la Guardia Civil. Extremo que desmintieron fuentes de la Guardia Civil, que precisaron que no existió tal veto, ya que los agentes entraron hasta donde se lo permitía el auto judicial, que no era una orden de registro sino de petición de documentación. En un apunte en Twitter, Turull publicó: “Colaboración con la Justicia, toda. Espectáculos y humillaciones en el Palau que desde hace seis siglos acoge la Generalitat, ninguna”.

Simultáneamente, ocho agentes de la Guardia Civil, encabezados por el fiscal Anticorrupción José Grinda, se personaron en el Parlament, donde hicieron una copia de la cuenta de correo electrónico de Gordó desde que es diputado. La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, permitió que accedieran a la institución, lo que provocó las críticas de la expresidenta Núria de Gispert, quien dijo que ella no le hubiera dejado entrar y puso como ejemplo la actitud de Turull.

En el Departamento de Justicia, la Guardia Civil se llevó la agenda pública de cuando Gordó era conseller y un listado del personal que había en el departamento en la misma época. No pudieron conseguir el libro de visitas a la Consejería durante la época de Gordó.

Ante estas diligencias, Germà Gordó reaccionó en su cuenta de Twitter: “Sin comentarios. Cielo sereno”.

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, destacó que los agentes de la Guardia Civil, cumplieron con su mandato judicial, lo que calificó como “la mejor expresión de que las instituciones funcionan”. “Aparte de la sorpresa que haya podido causar, la normalidad ha sido la nota dominante”, señaló.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar