ABANCA impulsa el papel estratégico de la responsabilidad social corporatia

ABANCA ha publicado su Memoria Corporativa y de Responsabilidad Social 2016, documento en el que la entidad recoge las actividades que ha desarrollado en el último año para materializar su compromiso con su entorno. El banco con sede en Galicia ha reforzado en 2016 el papel estratégico de la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) a través de ABANCA Obra Social y de Afundación. La entidad financiera gallega es el único mecenas de Afundacion Obra Social ABANCA y sostiene las actividades de su plan estratégico en educación superior y formación profesional, en envejecimiento activo y en el desarrollo sociocultural a través de la educación en valores. ABANCA ha aportado no menos de 5 millones de euros en cada ejercicio desde 2015 y, a partir de 2017 y durante los próximos 25 años, ABANCA destinará a Afundación un importe equivalente al 3% de sus beneficios netos.

“Nuestra Memoria Corporativa y de Responsabilidad Social recoge de manera detallada las diferentes actuaciones que en el último año hemos puesto en marcha para trasladar al terreno de los hechos nuestra vocación como entidad financiera, que es contribuir positivamente y de manera decisiva al desarrollo de la sociedad”, señala el presidente de ABANCA, Juan Carlos Escotet Rodríguez.

Las actuaciones de ABANCA recogidas en esta Memoria parten de un diálogo permanente con los diferentes grupos de interés del banco: accionistas, clientes, empleados, proveedores y sociedad en general. A partir de él, desde la dirección general de Responsabilidad Social Corporativa, situada al máximo nivel dentro del organigrama de la entidad, se planifican y ejecutan diferentes programas centrados en la formación y el conocimiento, la cultura, el medioambiente, la igualdad y otras prioridades sociales. La Memoria también recoge las principales actividades de Afundación en 2016.
Más digital y multimedia

Este es el segundo año en que ABANCA publica su Memoria Corporativa y de Responsabilidad Social. En su proceso de redacción se han seguido las directrices establecidas en la Guía para la Elaboración de Informes de Sostenibilidad del Global Reporting Initiative (GRI), una forma de presentar la actividad del banco atendiendo a un estándar internacionalmente reconocido. La Memoria de RSC de ABANCA ha obtenido el Content Index del Global Reporting Initiative en su opción de conformidad exhaustiva de la guía G4. KPMG ha revisado la información no financiera contenida en la Memoria Corporativa y de Responsabilidad Social ABANCA 2016 de conformidad con la Norma ISAE 3000.

El diseño y maquetación del documento han sido realizados por Trébore, grupo de empresas de economía social vinculado a la Fundación Paideia Galiza. Además de una versión impresa en papel 100% reciclado, de la que se distribuirán más de 1.000 copias entre numerosas empresas, entidades y organismos públicos de Galicia, la memoria cuenta con una versión PDF navegable que se puede consultar online en www.abancacorporacionbancaria.com/es/rsc/.

Como novedad, en su versión de este año la Memoria Corporativa y de Responsabilidad Social ha reforzado su carácter digital y multimedia con la inclusión de códigos QR que permiten acceder a contenidos adicionales a través de dispositivos móviles.
Educación y conocimiento, prioridades sociales

En el ámbito de la educación destacan el lanzamiento del Instituto de Educación Superior Intercontinental de la Empresa (IESIDE), creado con el objetivo de reforzar la conexión entre el mundo académico y el empresarial, así como la puesta en marcha del programa de Educación Financiera, dirigido a divulgar entre los diferentes grupos de edad de la sociedad las nociones económicas fundamentales para la gestión de las finanzas personales. El programa se puso en marcha en el último trimestre de 2015 y desde entonces han participado en las diferentes iniciativas más de 13.000 personas, de las cuales la mitad son niños y niñas que han tenido un primer contacto con los conceptos financieros y han podido empezar a tomar conciencia de la importancia de una correcta gestión del dinero.

En 2016 ABANCA fue reconocida en la II Edición de los Premios Excelentia en la categoría de empresa comprometida con la cultura por el proyecto ABANCA ReSuena, iniciativa desarrollada en colaboración con la Orquesta Sinfónica de Galicia. ABANCA ReSuena es un proyecto social basado en un modelo ético, ocupacional y artístico en el que la música es el nexo de unión e integración entre niños y niñas de todos los estratos sociales, económicos y culturales. Otras iniciativas reseñables son la celebración de los Premios San Clemente-Rosalía ABANCA, certamen impulsado por la Asociación Cultural ‘Instituto Rosalía de Castro’ de Santiago de Compostela que contará con el mecenazgo de ABANCA durante cinco años prorrogables, o las desarrolladas por Afundación en los terrenos de la formación profesional y el intercambio intergeneracional.

La promoción de la gestión empresarial es otra de las prioridades de la estrategia de RSC de ABANCA. En este terreno la entidad mantiene una alianza con la Asociacion Española de Contabilidad y Administración de Empresas (AECA) para el desarrollo de diferentes acciones centradas en la difusión del conocimiento económico y de gestión. Con el objetivo de promover modelos de gestión empresarial responsable, en 2016 nació el Foro ABANCA Responsable, evento que en su primera edición contó con la presencia de 40 compañías gallegas que tuvieron la oportunidad de conocer la experiencia de la activista social en defensa de los derechos de la mujer Aminetou Mint Ely.

ABANCA mantiene una activa política de apoyo al deporte como herramienta de educación en valores. El acuerdo de mecenazgo suscrito con la Fundación Deporte Galego, que supone la aportación de 5 millones de euros en tres años, alcanzó en 2016 a un total de 121 equipos gallegos de categoría absoluta y 17.556 deportistas de 21 modalidades deportivas diferentes, 13.501 de ellos niños y niñas pertenecientes a la cantera de los clubes.

 

La cultura como bien social común

Junto a la educación y el conocimiento, la cultura y su difusión entre todas las capas sociales ocupa un papel destacado en la estrategia de RSC del banco con sede en Galicia.

En torno a la Colección de Arte ABANCA, que atesora un total de 1.350 obras de arte de 239 artistas y constituye, como Bien de Interés Cultural (BIC) desde 2015, la iniciativa artística corporativa más importante de Galicia, ABANCA Obra Social llevó a cabo en 2016 un total de 10 exposiciones, algunas de ellas itinerantes, en Galicia y León. En esta última ciudad, que acogió la exposición ‘Bajo el signo de Picasso. Vanguardias e influencias’, ABANCA colabora con la Junta de Castilla y León y el Ayuntamiento de León para dotar de una programación estable al Museo de dicha ciudad durante los próximos tres años.

Con el objetivo de recuperar su valor artístico y salvaguardarla para el futuro, en 2016 ABANCA llevó también a cabo el proyecto de restauración de la pintura mural de Urbano Lugrís titulada ‘Vista de A Coruña 1669’. El proyecto de ABANCA, que pudo ser seguido por el público, incluyó, tras la autorización de la Dirección General de Patrimonio, la extracción y traslado del mural desde su ubicación anterior hasta la actual en las instalaciones de la sede corporativa de ABANCA en A Coruña. La entidad pone a disposición de la sociedad otro fondo artístico de gran valor, la Colección Bibliográfica. Este fondo está compuesto por 3.632 volúmenes (69 incunables, 10 facsímiles, 487 obras de economía y otras disciplinas, 247 autógrafos y 2.350 obras históricas de los siglos XVI al XX) y desde noviembre de 2013 enriquece el catálogo de publicaciones de la Biblioteca de Galicia.
Los empleados, parte activa de la estrategia

En la esfera corporativa, el banco, que está adherido a iniciativas institucionales como la Red Española del Pacto Mundial o la Asociación para la Autorregulación de la Comunicación Comercial (Autocontrol), se ha dotado de un código ético, un canal de denuncias y un reglamento interno de conducta. Con estas tres herramientas ABANCA persigue garantizar que sus actuaciones se ajustan en todo momento a los más elevados estándares éticos.

Estas actuaciones se ven complementadas por la aplicación de una estrategia de abastecimiento que regula la elección de proveedores por criterios económicos, organizativos y sociales.

Por otro lado, los empleados de la entidad participan activamente en el Programa de Voluntariado, a través del cual se ponen en marcha, entre otras, actividades de tipo social y medioambiental. En el terreno del medio ambiente, ABANCA tiene como prioridades el fomento del respeto al entorno, la reducción del consumo de recursos, la eliminación del papel, la eficiencia energética y el apoyo a la economía verde.
Compromiso con los clientes

De cara a los clientes, el banco cuenta con un modelo de excelencia certificada que acredita por por parte de terceros independientes sus ventajas diferenciales.

Para minimizar los efectos negativos de situaciones de insolvencia, los clientes en esas circunstancias son beneficiarios de una estrategia de protección de deudores hipotecarios vertebrada en torno a tres ejes de actuación: el Código de Buenas Prácticas (CBP), el Fondo Social de Viviendas (FSV) y el Comité de Situaciones de Especial Vulnerabilidad (CSEV). Por iniciativa propia en 2016 ABANCA reestructuró o refinanció más de 16.000 contratos de personas físicas con garantía hipotecaria plena, por importe de casi 1.600 millones de euros, evitando de esta manera posibles ejecuciones hipotecarias y desahucios. En 2016 ABANCA renovó su participación en el Fondo Social de Viviendas, al que aporta 200 viviendas destinadas a acoger, en régimen de alquiler social, a personas en situación de vulnerabilidad social. El banco mantiene, además, su aportación de 100 inmuebles al Instituto Galego de Vivenda e Solo de la Xunta de Galicia para personas afectadas por ejecuciones hipotecarias.
Colaboración con otras organizaciones

Otras acciones sociales en las que ABANCA se involucró a lo largo de 2016 son el ‘Día Internacional Contra la Violencia de Género’, la campaña de recogida de juguetes ‘La ilusión crece cuando se comparte’, el evento sobre responsabilidad social empresarial ‘III RSEncuentro’, la 89ª Jornada Corresponsables, la 14ª edición del Festival Intercentros de A Coruña, la Gala Solidaria Contra el Parkinson, la Gala Benéfica ILUSIÓN, la Gala XX Aniversario de la Liga Reumatolóxica Galega y la Gala Solidaria de Tierra de Hombres.

Además, la entidad colaboró a través de diferentes acciones con organizaciones de acción social como Cruz Roja Española, UNICEF (ayuda a las víctimas del terremoto de Ecuador, vacunación de niños), Asociación para la Atención de las Personas Afectadas de Parálisis Cerebral y Encefalopatías Afines ASPACE-León (donación de mobiliario), y diferentes bancos de alimentos.
Impacto económico

Además de dar cuenta de toda la actividad social, la memoria de ABANCA también se ocupa del impacto económico que la actividad de la entidad genera en su entorno. Este año, como novedad, incluye la contribución fiscal de ABANCA, que supone un total de 2.708,6 millones de euros en pago de impuestos directos e indirectos, contribuciones a la Seguridad Social y apoyo a la recaudación de la Hacienda Pública de impuestos y tasas que corresponden a terceros derivados de su relación económica con ABANCA.

El informe recoge también las conclusiones del estudio realizado por el Grupo de Análisis y Modelización Económica (GAME) adscrito al Instituto Universitario de Estudos e Desenvolvemento de Galicia (IDEGA). La financiación a empresas y autónomos concedida por la entidad se traduce en el 11,82% del empleo y el 11,13% del PIB de Galicia. Adicionalmente, su actividad corporativa supone el 1,43% del empleo y el 1,42% del PIB de Galicia.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar