Medio centenar de niños conocen el trabajo contra los incendios en Santa Comba

El helipuerto de Lomba, en el ayuntamiento de Santa Comba, cuenta primeros de julio y hasta octubre con el despegue de un helicóptero de extinción de incendios, que trabaja junto a una brigada helitransportada de bomberos forestales de cinco miembros. Se trata de un helicóptero de tipo medio, biturbina, que cuenta con una brigada helitransportada de diez personas y está dotado de un helibalde para lanzamiento de agua de hasta 1.500 litros de capacidad.

El delegado territorial de la Xunta en A Coruña, Ovidio Rodeiro, visitó hoy el helipuerto y tuvo ocasión de conversar con los componentes de la tripulación y de la brigada, la quien les deseó mucha suerte y agradeció de antemano el esfuerzo y la dedicación en la conservación de nuestros montes. Compartió la visita con medio ciento de chavales de entre 6 y 12 años que participan en los campamentos Verano Lúdico y Campamento de Inglés, que se están celebrando en el municipio. También estuvieron presentes a alcaldesa, María José Pose, y la concejal de Asuntos Sociales, María Esther Espasandín.

Rodeiro destacó que “los helicópteros son un medio esencial para combatir los incendios forestales, sobre todo los más difíciles, por su capacidad de transportar de inmediato la cualquier punto del terreno una brigada forestal de bomberos y cerca de un metro cúbico de agua”. Además, el delegado también resaltó la gran capacidad de accesibilidad y persistencia en el trabajo de este medio aéreo.

Además de este helicóptero, la provincia de A Coruña cuenta con otro helicóptero de extinción en el helipuerto de Castromaior, en el ayuntamiento de Abegondo. Este vehículo aéreo es de tipo ligero, monoturbina, y dispone de un helibalde para lanzamiento de agua de hasta 900 litros de capacidad. A ellos se suman los medios aéreos desplegados por el Estado en la provincia.

 

Lo despliegue de estos helicópteros se enmarcan dentro del Plan de incendios forestales de Galicia (Pladiga) que cuenta con 7.000 efectivos, unos 5700 son profesionales de la Xunta, que estarán apoyados por personal del Mapama, del Ejército y de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. Además, para la lucha contra el fuego se dispondrá de alrededor de una treintena de medios aéreos –entre los propios de la Xunta y los que aporta el Estado– y 360 motobombas de la Administración autonómica, de los ayuntamientos y de los parques de bomberos, a los que se añaden cisternas, palas y otros vehículos.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar