La Generalitat comprará las urnas del 1-O en secreto

El Govern anunció ayer que la compra de las urnas para el referéndum del 1 de octubre se había debatido en la reunión semanal del Ejecutivo, pero se negó a dar detalles hasta que no se complete el proceso de adquisición. El nuevo portavoz de la Generalitat, Jordi Turull, justificó este silencio ante el “asedio” que, en su opinión, practica el Gobierno “por tierra, mar y aire con armas no convencionales”. En cualquier caso, Turull prometió que el proceso se hará “dentro de la ley” y que será “transparente”.

Por su parte, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, afirmó que el 1 de octubre “las urnas estarán” y “llenas de papeletas”, y pidió “no distraerse con los procesos administrativos”. Puigdemont instó al Gobierno a “respetar la democracia” y a no usar “las cloacas” en contra del referéndum. En su opinión, en las próximas semanas el Estado pondrá “muchas trampas y anzuelos” para frenar el proceso soberanista.

Mientras, la presidenta del grupo parlamentario de la CUP, Mireia Boya, exigió al Govern que “no dilate más” el proceso para la adquisición de las urnas.

Desde el Gobierno, su portavoz, Íñigo Méndez de Vigo, advirtió al Ejecutivo catalán de que no pueden usar dinero público para comparar urnas para un referéndum “ilegal”. “Tendrán que pagarlo ellos”, declaró. Por su parte, el titular de Interior, Juan Ignacio Zoido, advirtió de que el Gobierno “activará los resortes legales” si la Generalitat decide comprar las urnas para el 1-O.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar