Un independentista se pone al frente a los Mossos d´Esquadra ante el 1-O

El director de los Mossos d’Esquadra, Albert Batlle, presentó su dimisión por “motivos políticos”, tras los cambios de la semana pasada en el Govern, entre ellos la incorporación de Joaquim Forn como nuevo conseller de Interior en sustitución de Jordi Jané. Batlle será sustituido en el cargo por Pere Soler, un “independentista convencido”, según destacan la mayoría de los diarios.

Batlle, en un mensaje remitido a todos los agentes del cuerpo anunciando su dimisión, mostró su convencimiento de que, en los actuales momentos que vive Cataluña, la policía autonómica seguirá perseverando en “la misión de defensa de la seguridad y del bienestar” de los ciudadanos. “Y lo hará, como siempre, con escrupuloso respeto y sujeción a la ley”, enfatizó Batlle.

Los diarios resaltan que Batlle ha defendido en sus intervenciones públicas dejar a los Mossos fuera del debate político y que el cuerpo policial debe cumplir la legalidad vigente. Asimismo, destacan que Pere Soler, el nuevo director de los Mossos, es un “independentista convencido”. En este sentido, reflejan apuntes de Soler en su cuenta de Twitter, donde en octubre de 2016 escribía: “Espero que nos vayamos ya, porque me dais pena los españoles”. Más recientemente, el 4 de julio pasado, publicó: “Votaremos el 1-O. No lo podrán evitar”.

EL PAÍS destaca en su titular de apertura que “los separatistas se hacen con el pleno control de la policía”. Por su parte, EL MUNDO dice que “el Govern depura a los Mossos para que no obstaculicen el 1-O”. LA RAZÓN habla de “purga soberanista en los Mossos”. De igual modo, ABC señala que “Puigdemont toma el control político de los Mossos antes de la consulta”. LA VANGUARDIA subraya que “el Govern releva al director de los Mossos a dos meses y medio del 1-O”.

Mientras, EL PERIÓDICO apunta que “la purga en Interior alarma a los Mossos”. Al respecto, ABC titula en su primera: “Los Mossos temen ser forzados a ponerse al servicio de la consulta ilegal”. EL PAÍS refleja que “los sindicatos de la policía autonómica protestan por el uso partidista del cuerpo”. “La policía de la Generalitat es la policía de todos los catalanes”, insistió ayer Valentín Anadón, portavoz de SAP-Fenol, el sindicato mayoritario de la policía autonómica catalana.

Tras conocer la dimisión de Batlle, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, consideró “gravísima” la dinámica de la Generalitat porque cualquier persona que respeta la ley y quiere cumplir con su obligación se ve obligada a dimitir. “Cuando la gente moderada, que ponía realismo político, se tiene que ir de la Generalitat, Puigdemont y Junqueras pueden hacer dos cosas: asumir su fracaso ahora o asumirlo el 1 de octubre”, subrayó, antes de reiterar que el referéndum no se va a celebrar.

Para el diputado de Ciudadanos en el Parlament Jorge Soler, la dimisión de Batlle se debe a la deriva “independentista” del Govern. El secretario de Organización del PSC, Salvador Illa, lamentó la “deriva de radicalidad” en la que ha entrado el departamento de Interior.

La portavoz de Unidos Podemos en el Congreso, Irene Montero, achacó la dimisión de Batlle a la “persecución política, económica, judicial y policial” del PP, que, en su opinión está generando un “choque de trenes” en Cataluña.

Por otro lado, el vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, pronosticó ayer que el 1 de octubre “habrá urnas y estarán llenas de votos”. Junqueras llamó a los catalanes a movilizarse para proteger el patrimonio de los consellers. Por su parte, la coordinadora del PDECat, Marta Pascal, dio su “apoyo total” a los cambios realizados por Carles Puigdemont en su Ejecutivo. Tras un comité extraordinario del partido, calificó a los consellers salientes como “activos del partido”, y advirtió de que no admiten “lecciones de nadie sobre el compromiso del PDECat con el referéndum “Todos los soldados del partido demócrata están dispuestos a hacer lo que haga falta”, afirmó.

En otro orden de cosas, la CUP presentó ayer un escrito ante el Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona en el que se autoinculpa como “cooperadora” y “coautora” del referéndum del 1 de octubre.

LA RAZÓN destaca en su primera que “la Fiscalía actuará contra el Govern por prevaricar si compra las urnas”. El diario señala que el Govern retomará hoy su objetivo de la compra de las urnas para el referéndum del 1-O, y añade que ante este desafío la Fiscalía presentará una querella contra Puigdemont y Junqueras en 24 horas.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar