Galicia cuenta con 10.500 hectareas de cortafuegos

La conselleira del Medio Rural, Ángeles Vázquez, intervino en el Parlamento para ahondar en la política antiincendios que se está ejecutando y destacó que Galicia cuenta con 10.500 hectáreas de cortafuegos repartidos por todo el territorio. Los cortafuegos son zonas en las que se controla el crecimiento de la biomasa para que, en caso de incendios, se impida la propagación de las llamas.

Estos cortafuegos están planificados por el servicio antiincendios de la Xunta, de tal manera que se localicen donde son más necesarios y se adapten sus características con mayores o menores dimensiones, en función de la vegetación del entorno. Estas áreas despejadas son una importante ayuda para el dispositivo contra el fuego, porque facilitan el acceso a los medios de tierra y suponen un punto de discontinuidad de combustible para el fuego.

Ángeles Vázquez recordó además que en los últimos años la Xunta construyó hasta 412 nuevos puntos de agua, con el que se llegó a 5.919 depósitos. “Ambas infraestructuras son claves para el trabajo de los medios terrestres y aéreos del dispositivo contra el fuego”, señaló la titular de Medio Rural que destacó también alguno de los objetivos marcados en el Plan de Prevención y Defensa Contra los Incendios Forestales de Galicia (Pladiga) como el hecho de reducir el tiempo medio de intervención en los incendios de 21 minutos a 15.

“A partir de esta semana, el operativo estará a pleno rendimiento con 7.000 efectivos, personas de indudable dedicación cuya profesionalidad se hizo más visible aún con la desgracia ocurrida en Portugal, cuando un grupo de voluntarios se prestó a ayudar desde lo primero momento”, declaró Ángeles Vázquez. Dentro de estos efectivos se incluyen las 295 brigadas de los ayuntamientos que firmaron convenio con la Consellería de Medio Rural en 2016 para ese verano y los de 2017 y 2018. El operativo se completa con una treintena de medios aéreos, 360 motobombas, 69 de ellas incorporadas en los dos últimos años, además de cisternas, palas y 280 nuevos vehículos que se renovarán a través de concursos por valor de 18 millones de euros.

“En definitiva, estamos preparados para afrontar una nueva temporada de alto riesgo, pero es importante dejar claro que el problema fundamental no es la meteorología, sino los incendiarios, su actividad delictiva es la que condiciona nuestro trabajo contra el fuego”, indicó la responsable autonómica.

Responsabilidad de todos

La conselleira insistió en que la lucha contra los incendios es “cosa de todos” y recordó que los primeros responsables de gestionar debidamente los terrenos forestales son sus propietarios y, en segundo lugar y de manera subsidiaria, los ayuntamientos, que tienen que mantener en condiciones la vegetación en las franjas próximas a los núcleos habitados y, en su caso, repercutir el coste de estas labores a los propietarios de las parcelas.

En este sentido, Ángeles Vázquez indicó también que los convenios de colaboración con los ayuntamientos a los que se destinan cerca de 33 millones de euros (con un incremento del 30% respeto a 2013) contemplan también la realización de labores de prevención como podas o desbroces de manera manual.

Así, también destacó que la Consellería de Medio Rural se puso en contacto mediante cartas con el Ministerio de Fomento, las diputaciones provinciales, la Federación Gallega de Municipios y Provincias (Fegamp), los ayuntamientos e incluso con las compañías eléctricas para que “cumplan y hagan cumplir la ley”.

Ayudas económicas

En todo caso, para que los particulares puedan hacer frente a estas tareas preventivas, la Consellería de Medio Rural amplió este año la dotación presupuestaria de las subvenciones para acciones silvícolas hasta los 11,25 millones de euros.

Existe además una línea de ayudas específica para las sociedades de fomento forestal y los montes vecinales mancomunados destinada a la prevención de fuegos forestales y que este año llegó a los 4 millones de euros. Por último, Ángeles Vázquez incidió en que la prevención “no abarca solo trabajos nos montes, sino que está formada por un conjunto de acciones entre las que también se contemplan la sensibilización, la vigilancia preventiva y la detección, entre otros”.

Arreglo de vías

 

En otro orden de cosas, la conselleira también hizo referencia al Plan marco de mejora de caminos municipales, que acercará 16 millones de euros a los ayuntamientos para que arreglen sus caminos. Hace falta destacar que este presupuesto es asumido en solitario por la Xunta, a través de fondos propios, y sus criterios de reparto fueron previamente consensuados con la Fegamp. Estos pasan por el número de población, superficie, grado de despoblación, grado de envejecimiento y nivel agrario de cada municipio.

La ayuda cubrirá el 100% de los gastos subvencionables, salvo el IVA, que correrá por cuenta de los ayuntamientos. Además, estos podrán solicitar un anticipo equivalente, como máximo, al 50% del total de la ayuda concedida. La titular de Medio Rural indicó que la puesta en valor de vías rurales permitirá actuar en unos 650 kilómetros en toda la comunidad a lo largo de los próximos dos años y, subrayó que desde el año 2013 se han invertido a través de este plan cerca de 75,5 millones de euros entre todos los ayuntamientos de Galicia.

Imaxes relacionadas

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar