Los secretarios e interventores catalanes serán fieles a la Constitución

El Consejo de Colegios de Secretarios, Interventores y Tesoreros de la Administración Local de Cataluña emitieron ayer una nota en la que subrayan que su deber y su código ético les obliga a actuar “en defensa de los valores democráticos, de la legalidad, de lealtad y de neutralidad e imparcialidad política”. Advierten de que se mantendrán fieles “a las leyes, los reglamentos y las normas e instrucciones que sean aplicables al cumplimiento” de sus deberes, y recuerdan que el funcionariado debe “permanecer siempre fiel al espíritu y al texto de la Constitución, y a la normativa autonómica europea”.

La portavoz del Govern, Neus Munté, insistió en que ni los funcionarios ni el resto de los trabajadores públicos se verán en “dificultades” por las “decisiones políticas” que adopte la Generalitat en relación al referéndum del 1-O.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, dijo que los independentistas “presionan” a los funcionarios y a los alcaldes porque tiene “miedo” a asumir sus propias responsabilidades ante el referéndum. “Nosotros estamos para amparar al conjunto de los empleados públicos en Cataluña, y sobre todo para evitar que la Generalitat los ponga como escudo a la hora de llevar a cabo decisiones que son ilegales”, subrayó.

Por su parte, la portavoz del PSOE en el Congreso, Margarita Robles, expresó su apoyo a la decisión de los secretarios e interventores catalanes de permanecer fieles a la Constitución.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar