Ada Colau dará “todas las facilidades” para participar en el referéndum

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, aseguró ayer que su Ayuntamiento dará “todas las facilidades” para la participación en el referéndum del 1-O y que esta “movilización” se produzca “con el máximo éxito posible, como se hizo en las Diadas o en el 9-N”. “Somos espacios soberanistas y siempre hemos defendido y nos hemos movilizado por el derecho a decidir; siempre hemos dicho lo mismo, que Cataluña necesita un referéndum efectivo, no nos hemos movido ni un milímetro y con este compromiso trabajamos”, dijo en la presentación el Observatorio Metropolitano de la Vivienda.

Preguntada sobre si votará el 1-O, Colau recordó que no hay convocatoria ni siquiera se sabe si habrá urnas, pero recalcó que su “predisposición a participar es clarísima”. No obstante, apuntó que “hay dudas razonables, que han expresado incluso miembros del propio gobierno catalán, de que la propuesta del Govern para el 1 de octubre sea un referéndum efectivo”.

La alcaldesa de Barcelona culpó al PP de ser el principal responsable de la situación de bloqueo entre Cataluña y el resto de España y llamó a los partidos catalanes a “trabajar juntos a partir del 2 de octubre”.

Posteriormente, en su perfil de Facebook Colau alertó de que la consulta soberanista puede ser “unilateral respecto a la mitad del pueblo que tiene derecho a decidir”.

Jordi Xuclá, del PDECat, dijo que Colau facilitará el 1-O “por arrastre, no por convicción” ya que los comunes siguen “confusos” y dan prioridad a “desgastar al Govern”. El portavoz de ERC, Sergi Sabriá, se mostró convencido de que los votantes de Catalunya En Comú acudirán a votar el 1 de octubre. La líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, dijo que no ve “sorpresa” en que Colau facilite el referéndum. Alberto Fernández, del PPC, señaló que si la alcaldesa apoya la consulta “estará incurriendo en responsabilidad como Puigdemont”. Salvador Illa, del PSC, exigió “claridad” a Catalunya En Comú.

Mientras, el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, defendió la posición de la alcaldesa y dijo que era “legítima” y con “pocas consecuencias de gravedad”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar