Andrea Levy, PP: “Nos gustaría tener en la Generalitat dirigentes moderados para dialogar”

La vicesecretaria de Estudios y Programas del Partido Popular, Andrea Levy, ha explicado hoy que al Gobierno de España le gustaría que hubiera “dirigentes en la Generalitat que estén en la moderación, para dialogar y negociar”, porque la situación de confrontación que busca Puigdemont “no beneficia a nadie”. “Queremos conciliación, diálogo y consenso”, ha subrayado.

 

De esta manera, ha apuntado que la Generalitat cada día apuesta más por la radicalidad, tanto que hasta las propias instituciones catalanas están advirtiendo que se están produciendo hechos que no respetan ni las propias leyes aprobadas por el Parlament de Cataluña.

 

Durante una entrevista en el programa Al Rojo Vivo de La Sexta, la vicesecretaria popular ha respondido a la afirmación de la diputada socialista Margarita Robles que acusaba al PP de ‘ponerse de perfil’ ante la situación política en Cataluña; y le ha recordado que el Ejecutivo del PP nunca ha eludido su responsabilidad y espera que el resto de partidos que defienden la soberanía nacional muestren la unidad que este momento requiere.

 

MODERACIÓN Y PROPORCIONALIDAD

Preguntada por cómo podría actuar el Gobierno ante la amenaza de la Generalitat de convocar una consulta ilegal el próximo mes de octubre, Levy ha recordado que el Ejecutivo siempre ha dicho que actuará ante este desafío a nuestra democracia y al Estado de Derecho “dentro de la moderación y la proporcionalidad, que es lo que merecen los catalanes, y no una situación de conflictividad”, como parece buscar Puigdemont.

 

“Vamos a seguir con la puerta abierta al diálogo, a buscar soluciones, en la moderación y que no se lleve a la degradación a las instituciones catalanas, que es la vía de la baja calidad democrática de los actos de los últimos días”, ha aseverado.

 

LA FARSA DE LA GENERALITAT

Ante la posibilidad de que finalmente el 1 de octubre se produzca algún tipo de consulta ilegal, la dirigente popular ha afirmado que no es bueno que “se repita la farsa de las urnas” –como el 9 de noviembre-, por mucho que quieran darle semblanza de democracia a algo que no lo es.

Así, ha destacado que se va a intentar evitar que la Generalitat siga “despilfarrando dinero público en farsas para engañar al conjunto de la ciudadanía”.

 

Por último, Levy ha insistido en que en esta situación el gobierno de Puigdemont está buscando alimentar su discurso victimista y, por eso, “necesitan que haya un discurso del Gobierno de violencia y confrontación para subsistir”; y más aún en este momento de baja calidad democrática en el que se están quedando solos.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar