González, Aznar y Zapatero, frente común contra el referéndum independentista

Los expresidentes del Gobierno Felipe González, José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero rechazaron ayer el referéndum independentista que impulsa la Generalitat de Cataluña y coincidieron en que la solución vendrá de la mano del diálogo y de la política. La situación en Cataluña marcó el acto organizado por Vocento para disertar sobre el 40º aniversario de las primeras elecciones democráticas.

Felipe González tildó de “bodrio” propio del venezolano Nicolás Maduro la propuesta para regular los primeros pasos de una Cataluña independiente. El expresidente socialista se refirió al artículo 155 de la Constitución, y recordó que “si se vulneran las normas hay que dar una respuesta”. González admitió que se trata de un artículo “afortunadamente ambiguo” y, por ello, “perfectamente graduable”, y afirmó que “no es cierto” que necesariamente implique la suspensión de la autonomía.

José María Aznar también subrayó que “no se puede aceptar que las leyes sean vulneradas”. En su opinión, la estrategia y dinámica de los independentistas catalanes “va a acabar demoliendo Cataluña” y apuntó que “antes que romperse España, se romperá” esta comunidad. Aznar descartó una reforma del “gran activo” que es la Constitución si no se precisa qué se quiere reformar, bajo qué condiciones y con qué grado de consenso.

Por su parte, José Luis Rodríguez Zapatero no se mostró en contra de acometer cambios constitucionales siempre que sean para mejorar la Carta Magna, pero dio prioridad a la búsqueda de soluciones políticas con “cabeza fría y con convicciones”. Por ello, consideró que es mejor no crear “expectativas” en dar a la reforma constitucional la categoría de solución. Zapatero consideró que frente al “viaje a ninguna parte” de los independentistas, el Estado y las instituciones sabrán “superar” este reto.

González y Aznar hicieron un llamamiento a los nuevos líderes políticos a no olvidar la historia y los últimos años de democracia en España, mientras que Zapatero les reconoció el derecho a cuestionar lo hecho. González reiteró su teoría de los “jarrones chinos” ante un auditorio en el que se encontraba el líder de Ciudadanos, Albert Rivera.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar