Un nuevo ciberataque masivo afecta a empresas de todo el mundo

Una oleada de ataques cibernéticos golpeó ayer a numerosas empresas e instituciones de todo el mundo. Los piratas informáticos emplearon un sistema similar al que hace un mes infectó a miles de equipos. Petya, como se conoce a este nuevo ataque ransomware, afectó en principio a Ucrania, donde fueron hackeadas las webs del Banco Central, el metro y el aeropuerto de Kiev. También la compañía estatal de la energía o la red informática del Gobierno sufrieron el asalto. El primer ministro ucranio, Volodymir Groysman, denunció un ataque “sin precedentes”, si bien destacó que “los sistemas importantes no se han visto afectados”.

La petrolera Rosneft, en Rusia, también se vio afectada por el ciberataque que se extendió a empresas de países como Dinamarca, Alemania, Italia y Reino Unido, entre otros”. En España, el impacto fue menor, afectando sólo a la actividad de algunas multinacionales. Así, la naviera A.P. Moller-Maersk tuvo que ajustar su actividad en el Puerto de Barcelona.

El ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, dijo que el Gobierno había puesto sobre aviso a las infraestructuras estratégicas ante la nueva amenaza, si bien subrayó que en España no tiene, al menos de momento, demasiada relevancia.

Expertos en ciberseguridad, consultados por los diarios, señalaron que Petya, al igual que WannaCry, afecta a sistemas Windows y su propagación es similar al del virus que afectó a miles de ordenadores el pasado mes de mayo. La infección de los equipos es por un malware del tipo ramsonwere mediante el que se solicita un pago de 300 dólares en la moneda virtual bitcoin para liberar los contenidos ‘secuestrados’.


© 2011 Galega de Comunicación e Información, S.L.U. - Aviso legal - Contacto