El Congreso socialista admite el concepto de la “plurinacionalidad” de España

 

El plenario del 39º Congreso Federal del PSOE respaldó casi por unanimidad el proyecto político presentado por el equipo de Sánchez, incluida su idea sobre la “plurinacionalidad” de España. Los socialistas se comprometen a “perfeccionar el reconocimiento del carácter plurinacional del Estado” mediante una reforma constitucional de corte federal, en la que no se pueda poner en duda, en ningún caso, que la soberanía reside en el conjunto del pueblo español. El debate territorial, según se destaca, era una de las principales discusiones del cónclave socialista y fue presentada por el portavoz en el Ayuntamiento de Santander, Pedro Casares, Cristina Narbona, Josep Borrell y Carmen Calvo. Según refleja el texto aprobado, “los socialistas entendemos que el federalismo, con sus premisas de cooperación, colaboración, solidaridad y lealtad institucional e interterritorial, como se defiende en nuestra Declaración de Granada, puede y debe ser la solución de una España orgullosa de su diversidad y comprometida con el autogobierno de las comunidades que la integran”.

La nueva presidenta del PSOE, Cristina Narbona, aseguró ayer que el reconocimiento de la plurinacionalidad acordada por su partido es “perfectamente compatible con su integridad del Estado español y con la soberanía” de todos los ciudadanos. En un mensaje en Twitter, el líder del PSC, Miquel Iceta, celebró que el compromiso de Sánchez haya recibido luz verde por parte del congreso: “El 39º Congreso Federal del PSOE da un paso más en su propuesta de una reforma constitucional federal”, señaló.

Otro de los asuntos destacados aprobados por aclamación en la ponencia sobre el modelo de partido fue la necesidad de que la militancia ratifique en una consulta la revocación o censura del secretario general del PSOE. Su revocación deberá ser motivada y acordada por al menos el 51% de los votos del comité federal y posteriormente aprobada por los militantes en una consulta. Se decidió, por otra parte, que el Comité Federal siga teniendo la última palabra sobre las listas electorales del partido, después de que fuera rechazada una enmienda que pretendía impedir que los órganos federales cambien las candidaturas que lleguen del nivel local o provincial. También, a propuesta de las Juventudes Socialistas se aprobó abrir un debate para “avanzar e implantar la República como modelo de Estado”, aunque sin pedir la abolición de la Monarquía. También se aprobaron sendas propuestas para despenalizar la eutanasia y para conseguir que se limiten los privilegios de la Iglesia Católica. Los delegados socialistas rechazaron, sin embargo, regular la maternidad subrogada. La enmienda para abrir un debate al respecto fue rechazada por 175 votos en contra y 31 a favor.


© 2011 Galega de Comunicación e Información, S.L.U. - Aviso legal - Contacto