La Guardia Civil alerta de estafas y hurtos que sufren los mayores en el medio rural

El Equipo Roca de la Guardia Civil de Santiago, que con anterioridad ha llevado a buen término las operaciones policiales contra delincuentes que tenían como objeto estafar y al mismo tiempo hurtar a personas mayores, engañando a su víctimas y haciéndose pasar por empleados de empresas de suministro de gas encargados de revisiones oficiales obligatorias, se ha visto nuevamente en la necesidad de abrir una nueva operación, denominada Hedar.

En este caso, los estafadores o “falsos revisores del gas”, ya se que encuentran con que sus víctimas ya han sido percatadas del timo gracias a las operaciones de la Guardia Civil y el apoyo de la prensa con la difusión en los medios, cambian de estrategia diversificando sus coberturas para engañar. Para la ocasión, se hacen pasar por empleados de compañías eléctricas, telefónicas y hasta revisores del catastro, cobrando falsos impuestos por los hórreos o los alpendres anexos.

Los autores, jóvenes de Santiago de Compostela, con edades comprendidas entre los 20 y los 25 años, queriendo llevar un nivel económico de vida superior al que se pueden permitir o simplemente para el consumo de drogas, sin signos evidentes, se dirigen hacia los domicilios de ancianos que preferiblemente vivan solos. Una vez que contactan con los perjudicados le ofrecen servicios de su empresa que “supuestamente son obligatorios”, realizándoles obras con facturación desorbitada o cobrándoles impuestos inexistentes. En ocasiones les dicen que simplemente deben acceder a la vivienda para realizar unas mediciones, lo que aprovechan para sustraer dinero o joyas de las habitaciones, que también consiguen sus propósitos acompañando a sus víctimas cuando van a pagarles o mediante el despiste.

Por todo ello, los últimos delitos cometidos por los que se ha conseguido enjuiciamiento recaen sobre las personas de A.O.G, P.P.S y M.A.L.R. , vecinos de Santiago de Compostela.

 

RECOMENDACIONES PARA LAS VÍCTIMAS

 

  • No permitan el acceso a su vivienda a nadie que no sea habitual o de confianza, en este sentido podría serles muy beneficioso el auxilio de un familiar o vecino que les explique el funcionamiento de los contratos de suministro, mantenimiento, revisiones periódicas, etc…y que éste esté presente cuando se presenten en su domicilio para cualquier actividad de las antes descritas. Incluso cuando sea así, no pierdan nunca de vista al operario que esté en su hogar.
  • Tengan claro que nadie puede entrar en su domicilio sin su consentimiento, salvo mandamiento judicial motivado, en cuyo caso habría policía que se identificaría en tal actuación y le darían a leer dicho Auto judicial debidamente explicativo, motivado y sellado.
  • Tengan en cuenta que siempre antes de una revisión, las empresas comercializadoras o suministradoras suelen enviarles una comunicación escrita de aviso; la cual, además, si no están habituados a ellas o dudan, deben mostrarlas a alguien de confianza que les pueda verificar que son correctas y no hay engaño de por medio.
  • En caso de duda, la recomendación es una negación rotunda de acceso al interior de la vivienda, decirles claramente que no les permiten estar dentro y que van a dar aviso a la Guardia Civil al 062. Por supuesto, el poner estos hechos rápidamente en conocimiento de la Guardia Civil es vital para poder perseguirlos adecuadamente.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar