Bárcenas se niega a responder en la comisión de investigación

El extesorero del PP Luis Bárcenas se acogió ayer a su derecho de no responder en la comisión de investigación sobre la presunta financiación irregular del PP, tal y como había anunciado. Bárcenas recordó que está “inmerso en dos procedimientos judiciales a los que les afecta el tema que se iba a tratar en la comisión, por lo que, salvo que hubiera “algún tema inocuo a los efectos” de esos procedimientos, anunció que no respondería a ninguna pregunta. No obstante, el extesorero sí puntualizó algunas de las preguntas que le hicieron los diputados.

La portavoz del PSOE, Isabel Rodríguez, abrió el turno y acusó al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de estar “desde el origen y hasta el último día” en la trama de financiación irregular del PP y de ser “el máximo responsable” de una “organización criminal”. Rodríguez aportó dos vídeos de la declaración judicial de Bárcenas en la que habla de “la contabilidad extracontable del “PP”, y acusó a Rajoy de haber llegado a “un pacto de silencio” con el extesorero. Bárcenas tomó la palabra para corregir a la diputada socialista: “Los jueces no han definido al PP como organización criminal, es la acusación del PSOE la que lo hace”.

La portavoz de Unidos Podemos, Irene Montero, relató cómo grandes empresas pagaban millones de euros al PP a cambio de adjudicaciones que servían para financiar al partido y para pagar sobresueldos en negro. Montero preguntó al extesorero si se había enriquecido con la gestión de las finanzas del PP y “si se quedó con casi 300.000 euros de la caja B”. Bárcenas respondió que ningún órgano del PP intervenía para dirigir las partidas de los presupuestos internos. “Éramos el gerente y yo”, precisó, y rechazó haberse apropiado de fondos del partido. Montero le reprochó su falta de colaboración con la comisión y Bárcenas respondió que su prioridad es el juicio del caso Gürtel, un juicio “que afecta a personas” y en el que el PP “no tiene nada que ver”.

Por su parte, el diputado de Ciudadanos Toni Cantó le acusó de haber hecho “mucho daño a España”. “No actúe como si estuviera en una obra de teatro”, contestó Bárcenas. “Ni usted como si estuviera en el salón de una película de vaqueros e indios”, reprochó Cantó.

Joan Tardá, de ERC, pidió a Bárcenas que pida perdón “por atentar contra la democracia” y “contribuir la financiación fraudulenta del PP”. “¿Por qué tengo que pedir perdón?”, respondió el extesorero y recordó el caso de un exconseller condenado por contrabando de tabaco.

Asimismo, Bárcenas desmintió al diputado de Bildu Oskar Matute, que había aludido al supuesto aval del presidente del Gobierno para que abriese una cuenta en el Dresdner Bank. “Yo no he utilizado el nombre de Rajoy en vano jamás”, dijo.

El último en tomar la palabra fue el portavoz del PP, Carlos Rojas, quien renunció a interrogar a Bárcenas y acusó a la oposición que querer trazar un “cordón sanitario” para “aislar” y “desgastar” al PP.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar