Medio Rural llama a la “responsabilidad compartida” de la prevención frente a los incendios forestales

La conselleira del Medio Rural, Ángeles Vázquez, señaló que toda la sociedad gallega y las entidades y administraciones con competencias en la materia tienen “deberes compartidos” en la prevención y defensa frente los fuegos forestales. La Xunta –dijo– asume las suyas y por eso, entre otras cosas, colabora con los ayuntamientos aportando 33 millones de euros en tres años para financiar la labor de las brigadas municipales. Pero, insistió la conselleira, los primeros responsables en este campo son los titulares de los terrenos forestales, y luego cada institución o entidad en su ámbito de competencias.

Además, la Xunta ven de recordar estos deberes a través de una notificación a ayuntamientos, diputaciones y organismos gestores de infraestructuras, como vías de comunicación o redes de transporte de energía. En este sentido, Ángeles Vázquez insistió en “que hay una ley que cumplir” y por eso Medio Rural está trasladando este año más avisos que nos últimos cuatro años juntos. Y añadió que en el ánimo de la consellería no está sancionar sin más, sino primero informar sobre los deberes de cada quien, para luego, en su caso, multar la quien no cumpla.

La conselleira hizo estas valoración antes de presidir la reunión del Consejo Forestal de Galicia, en el que se evaluó la actualización del Plan de Prevención y Defensa Contra los Incendios Forestales de Galicia (Pladiga). Vázquez indicó que este documento incorpora importantes novedades relacionadas con la mejora de la seguridad del personal y la operatividad del servicio, ya que va a ser posible tener localizados todos los medios humanos y materiales sobre el territorio. Esto, advirtió, resulta fundamental “para optimizar los recursos y dar mayor seguridad a los efectivos”, además de redundar de manera positiva en los tiempos de desplazamiento y en las comunicaciones.

La titular de Medio Rural habló también de los objetivos del Pladiga y concretó que entre ellos está el de reducir el número de fuegos y la superficie afectada por debajo del promedio de los últimos años, así como, también, el número de activaciones de Situación “2” (que suponen un mayor nivel de alerta por cercanía del fuego a zonas habitadas). Por último, la conselleira hizo un llamamiento a toda la sociedad para involucrarse en la lucha contra los incendios, con el fin de reducir los daños sociales, económicos y ecológicos que provocan.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar