Análisis de la prensa: Puigdemont se burla del Estado y las venganzas del PSOE

PUIGDEMONT SE BURLA DEL ESTADO Y DE LAS VÍCTIMAS DEL TERRORISMO

El presidente de la Generalitat “dio ayer un salto injustificable en su escalada de declaraciones improcedentes” al comparar la lucha que mantiene la Generalitat por conseguir la independencia con la que ha entablado durante tantos años el Estado contra la banda terrorista ETA. “Sin ningún tipo de rubor, Puigdemont se comparó a sí mismo con un Estado que defiende la Ley y la Justicia, y dejó al Gobierno de la nación el papel de la banda terrorista, que utiliza el asesinato, el secuestro y la extorsión para alcanzar sus fines”. Con estas declaraciones, el presidente de la Generalitat se burla de las víctimas del más sangriento atentado de ETA, en el Hipercor de Barcelona, “asesinadas sin más razón que la de ser españoles”. Puigdemont “debe desdecirse inmediatamente de esas declaraciones tremendamente desafortunadas”. Con ETA y los sentimientos de la inmensa mayoría de los españoles – entre ellos los catalanes – no valen comparaciones de ningún tipo.

EL MUNDO 5. Editorial

PUIGDEMONT INSULTA A LAS VÍCTIMAS

Puigdemont “sobrepasó ayer todos los límites con el uso indigno que hizo de la lucha contra ETA, comparándola con el proceso independentista y su perseverancia hasta alcanzar sus objetivos”. “No ha sido la mejor manera de sumarse a la conmemoración del atentado de Hipercor que le costó la vida a 21 personas hace 30 años; es más, ha sido un insulto a los que sufrieron aquel ataque”. Lo que dijo ayer “sobrepasa lo aceptable y es tal la perversidad de sus palabras que sólo cabe pensar en su necesidad de envenenar aún más la situación política propiciada por su plan secesionista”. Si al presidente de la Generalitat “le quedase algo de dignidad política, aunque sea por no degradar más a la institución que representa, debería renunciar al apoyo de la CUP”, que fue el único grupo que no asistió al homenaje que rindió el Parlament el pasado día 16 a las víctimas de Hipercor. Las palabras de Puigdemont “son doblemente despreciables porque las dice para buscar de nuevo los focos y, sobre todo, perjudicar al partido que sostiene al actual Gobierno”. “Es ofensiva su banalización del terrorismo que le ha llevado a utilizarlo como otro capítulo más de su propaganda secesionista”. Puigdemont “debería moderarse, cumplir sus obligaciones como gobernante, cumplir y hacer cumplir la Ley y velar por la convivencia, que es precisamente lo que no está haciendo”.

LA RAZÓN 3. Editorial

PURGAS Y VENGANZAS EN EL PSOE

El nuevo PSOE “inicia su andadura con la purga interna y el rencor como argumento de autoridad frente a los dirigentes que el pasado octubre se alzaron contra él, en apoyo de Susana Díaz, y ahora han perdido la batalla de las primarias”. Las señales que emite Sánchez de que no pretende ningún tipo de reconciliación en el PSOE son evidentes: la nueva estructura de poder del partido presionará a la militancia hasta desbancar al mayor número posible de secretarios generales territoriales que no apoyaron al actual líder. Los congresos regionales “revelarán el grado real de fuerza que pueda tener la oposición interna”. Pero a juzgar por los nuevos órganos designados, “Sánchez no quiere dejar cabos sueltos y pretende erradicar cualquier asomo de conciencia crítica en el diseño de un PSOE cesarista, autoritario y blindado ante cualquier atisbo de discrepancia orgánica”. Hoy el PSOE “se parece un poco más a Podemos, con la purga del disidente y con la inclemencia con el perdedor como recurso para tener manos libres”. Sánchez “no conseguirá pacificar el partido, sino generar un estado de miedo entre la militancia, incompatible con el funcionamiento propio de un partido que presume de democracia interna, transparencia y generosidad”. Sánchez “vuelve para liderar un proyecto excluyente en el que un hipotético cisma es lo que menos le importa si así consigue reafirmar su autoridad”.

ABC 4. Editorial

PEDRO SÁNCHEZ TIENE DERECHO A HACER SU POLÍTICA

Pedro Sánchez “ha acaparado todo el poder, pero la unidad está lejos de haberse conseguido”. El 30% de los delegados no votaron la nueva ejecutiva. Las ausencias clamorosas de algunas delegaciones, entre ellas la de Andalucía, en las votaciones de las ponencias “no auguran nada bueno”. La nueva ejecutiva no es de integración y “responde a la necesidad de evitar un nuevo motín”, pero “Sánchez podía haber sido algo más generoso sin romper la cohesión”. Las reticencias de los barones al reconocimiento del Estado plurinacional “auguran asimismo problemas”, aunque en este tema “el PSOE ha dado un paso positivo para abordar el conflicto de Cataluña y se opondrá a una eventual suspensión de la autonomía”. Pese a las discrepancias, “Pedro Sánchez tiene derecho a gobernar el partido sin trabas por parte de los críticos y a apostar por la política que defiende”.

EL PERIÓDICO 8. Editorial

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar