Granados abandona la prisión 31 meses después

 

El exconsejero madrileño Francisco Granados salió ayer de la prisión madrileña de Estremera 31 meses después de ser encarcelado por el caso Púnica y tras abonar la fianza de 400.000 euros impuesta por el juez Eloy Velasco. Al salir de la cárcel, Granados criticó duramente los informes de la Guardia Civil que le implican en el caso, y los tildó de “interesados”, “opinativos” y “especulativos”. “Iré demostrando su falsedad y su inconcreción uno por uno”, añadió, y anunció que pedirá “responsabilidades” a los funcionarios que los hayan firmado, “sean de la UCO, sean de la fiscalía o sean de quien sean”. El exconsejero dudó de la existencia de la trama Púnica, pero dijo que, si existe, él no forma parte de ella. “Yo jamás, jamás, he metido la mano en la caja”, enfatizó.

Asimismo, denunció la filtración “sistemática, planificada y con un interés bien concreto” de “secretos del sumario obtenidos por el aparato del Estado”. En su opinión, esas filtraciones sólo pueden provenir de “la Guardia Civil o la fiscalía o el juez”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar